F. Albo
monforte / la voz

Sober cuenta desde ayer con un nuevo reclamo para los turistas interesados en la naturaleza, sobre todo para los amantes de las aves, pero también de la fotografía. Se trata de un observatorio ornitológico ubicado a setecientos metros de altura en el cañón del Sil, concretamente en la parroquia de Bolmente, a doscientos metros del mirador de O Boqueiriño.

Este observatorio, además de contar con una ubicación privilegiada, es el primero y el único que hay en toda la Ribeira Sacra.

El lugar sobre el que se ha levantado cuenta con un atractivo especial, según la página de Turismo de Galicia, que indica que es uno de los lugares de mayor relevancia en cuanto a la observación de aves en toda la comunidad. Además, recomienda hasta cinco rutas por el cañón del Sil, tres de las cuales se encuentran en Sober. De todas ellas ha destacado tanto su fauna, como sus bosques y sus viñedos, elementos que crean la esencia de la zona: «Conforman en conxunto un dos espazos paisaxísticos máis singulares de Galicia», se lee en la página de Turismo.

El alcalde de Sober, Luís Fernández Guitián, ha hablado sobre la importancia que tiene el turismo que busca acercarse a la naturaleza, explicando que «cada vez move a máis xente, o que traerá novos visitantes ao municipio de Sober».

Por esos posibles visitantes es por los que el Concello, con ayuda de la Dirección Xeral para a Conservación da Natureza, ha invertido un total de 10.000 euros en convertir la zona en una localización geográfica de interés turístico más allá de por sus vistas.

Paneles informativos

Los fondos disponibles para este observatorio han servido también para colocar en esa misma zona unos paneles interactivos que ofrecen información sobre una decena de las especies de aves que allí se pueden contemplar, entre las que se encuentra el águila real. El Ayuntamiento también ha señalizado las instalaciones y ha acondicionado el sendero de acceso para hacer de este nuevo enclave turístico un lugar al que la gente pueda llegar con facilidad.

Una oferta que se promociona fuera de Galicia

Por su riqueza en avifauna, el cañón del Sil figura desde hace tiempo entre las rutas de turismo ornitológico que promueve la Axencia Turismo de Galicia. Por las márgenes del río discurre tres itinerarios para recorrer a pie y dos en automóvil que están diseñados expresamente para la observación de aves. Los que discurren íntegramente por el territorio de Sober son del primer tipo y se denominan «Gallicus» y «Solitarius». Una de las rutas automovílisticas, bautizada como «Gentilis», pasa por los municipios de Monforte, Sober, Castro Caldelas y A Teixeira. Los dos itinerarios restantes se sitúan en su totalidad en la margen ourensana.

La Xunta empezó este año a promocionar estas rutas -junto con toda la oferta gallega de este tipo- fuera de Galicia. El pasado febrero fueron presentadas en la Feria Internacional de Turismo Ornitológico de Monfragüe, en Extremadura. El mes próximo serán llevadas a la feria internacional Birdfair, en la localidad británica de Egleton.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Abre el primer observatorio de aves de la Ribeira Sacra