El mayor conjunto de antiguas minas de oro de Galicia

El mapa oficial del patrimonio minero gallego cataloga ocho explotaciones en la cuenca del Sil, entre un total de diecinueve


monforte / la voz

El patrimonio geológico y minero del sur lucense ha adquirido mayor relevancia con el proyecto de creación del primer geoparque de Galicia, que promueven actualmente de forma conjunta los tres municipios de la comarca de Quiroga. Un mapa editado en tiempos recientes por el Instituto Geológico y Minero de España (Igme) ofrece una visión de conjunto de una parte muy importante de este patrimonio -la que engloba las explotaciones mineras- y permite apreciar su singularidad en el contexto gallego.

La zona destaca especialmente por concentrar una gran parte de los antiguos yacimientos auríferos del noroeste. En el mapa están señaladas en total dicinueve explotaciones históricas repartidas por el territorio gallego. De ellas, ocho están los municipios de Quiroga, Folgoso do Courel y Ribas de Sil. Al primero le pertenecen las minas romanas de Montefurado, Toucedo, As Covas y Margaride. En O Courel se encuentran las de A Toca, Torubio y Millares-Romeor. A Ribas de Sil le corresponde la explotación a cielo abierto de O Covallón. Muy cerca de esta última -pero situada en el vecino municipio ourensano de San Xoán de Río- se halla la mina de Os Biocos, que puede considerarse como una parte de este conjunto histórico.

De las restantes minas auríferas gallegas registradas en el mapa del Igme, otras siete se encuentran repartidas en diferentes zonas de la provincia ourensana. Entre Maceda y Baños de Molgas está la de Os Milagres y algo más al este, la de la sierra de San Mamede. En Viana do Bolo se halla la antigua explotación de As Médulas de Caldesiños. La comarca de O Carballiño, por otro lado, cuenta con cuatro minas de oro y arsénico. Las tres explotaciones restantes están ubicadas en la provincia de A Coruña. Son las de Corcoesto -en la comarca de Bergantiños- y las de Covas y Montefaro, en la comarca de Ferrol.

Otros yacimientos

El mapa del Igme cataloga otras cinco explotaciones de diversos minerales en el sur lucense. La única que se sigue trabajando en la actualidad es la mina de magnesita de Rubián de Cima, en el municipio de O Incio. Hasta mediados del siglo pasado se explotaron los yacimientos de hierro de Freixo -en Monforte- y de antimonio de Vilarbacú, en Quiroga. En el inventario figuran otras dos áreas productoras de mineral de hierro que tuvieron un papel fundamental en la industria siderúrgica artesanal que existió en la zona entre los siglos XVI y XIX. Se trata de las minas del monte Formigueiros -en el municipio de Quiroga- y A Veneira de Roques, en A Pobra do Brollón.

En el mapa, en cambio, no figuran otras explotaciones de hierro de menores dimensiones que sin embargo ofrecen un notable interés histórico y etnográfico. Son las pequeñas minas que conforman la llamada Ruta do Ferro de O Incio y las de Todrigo, en el municipio de A Pobra do Brollón. Estas últimas estuvieron totalmente olvidadas durante mucho tiempo después de que sus bocas quedasen ocultas por la vegetación, hacia los años cincuenta del siglo pasado. Fueron redescubiertas a principios del 2009 gracias a una tala de pinos que se llevó a cabo en el monte Penido.

También las ferrerías

Otros elementos del patrimonio minero de la zona que figuran en el mapa del Igme son las antiguas ferrerías. En el inventario figuran las dos únicas que ha sido restauradas hasta ahora -la de Penacova, en A Pobra do Brollón, y de la Seoane do Courel-, pero no otras que se encuentran en ruinas. Solo la primera de ellas, perteneciente a un establecimiento de turismo rural, puede visitarse durante todo el año. La de Seoane solo se abre coincidiendo con la celebración del Filandón de Músicas do Courel. El mapa señala también la ferrería eólica de Pena da Castra, situada en un paraje aislado en el límite entre los municipios de A Pobra do Brollón y Samos, lo que se debe sin duda a si singularidad, ya que es la única de este tipo conocida en toda Galicia.

Museo geológico

El museo de geología y paleontología de Quiroga -a la derecha- es uno de los pocos que figuran en el mapa del patrimonio minero gallego del Igme. También es el único de la provincia, junto con el parque etnográfico de A Insua, en Viveiro. Las demás instalaciones que aparecen en el mapa son el Museo do Pobo Galego, el Museo Luis Iglesias de la USC, el museo del azabache de Santiago -actualmente cerrado- y los ecomuseos de Valga y Malpica

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El mayor conjunto de antiguas minas de oro de Galicia