Descubrir el lado más verde de la Guardia Civil

LEMOS

13 nov 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

1Los alumnos del Colexio Ferroviario de Monforte tuvieron ayer por la mañana ocasión de conocer de primera mano el funcionamiento del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, que les fue explicado en su propio centro por dos técnicos de este cuerpo. Los chavales mostraron mucha curiosidad ya que, según explicaron sus profesores, la mayoría asociaba a la Benemérita solo con las tareas de orden público y la vigilancia del tráfico, y les sorprendió saber que también se dedica a la defensa del medio ambiente. La charla formaba parte de las actividades de educación ambiental que organiza el colegio durante este curso dentro del programa Voz Natura, en el que participa por cuarto año consecutivo. La mayoría de las actividades previstas para el curso están relacionadas con el agua y comprenderán visitas didácticas al río Cabe, recogidas de desperdicios en el entorno fluvial y la realización de una pequeña exposición. Pero a lo largo del año escolar también se conciencian sobre la necesidad de cuidar y no desperdiciar el agua con cosas como letreros recordatorios colocados junto a todos los grifos del colegio.

Tapas galardonadas

2En Chantada, mientras tanto, se llevó a cabo la entrega de los premios del concurso gastronómico Chantapas, organizado por la asociación local de empresarios y el Centro Comercial Aberto. El acto se celebró en el edificio sindical, donde se mostraron las tapas premiadas. Recordemos que en tapas tradicionales el primer premio se lo llevó el bar Plaza; el segundo se lo repartieron la cervecería Cheers y la cafetería Capitol y el tercero recayó en el mesón O Cantón. En tapas innovadoras, el primer premio se lo llevó Cheers; el segundo, O Cantón y el tercero, el mesón Orcha y la cafetería Sylt.

Poetas de O Courel

3Como sabrá muchos, Lugo contaba desde hace años con un centro social llamado Uxío Novoneyra. Desde ayer existe en la capital de la provincia otro local público que debe su nombre a un poeta de O Courel. La denominación de Casa María Mariño le fue dada a un centro municipal creado en el edificio de la antigua Casa Frigsa, que servirá de sede a diferentes asociaciones locales. costó más de 10.000 euros.