El temporal «partió» O Courel en dos

Un desprendimiento corta dos carreteras e incomunica 23 horas el norte y el sur del municipio


monforte / la voz

Un desprendimiento de tierras de grandes dimensiones mantuvo cortada durante veintitrés horas la carretera que comunica el norte y el sur del municipio de O Courel. Toneladas de material desprendido de la ladera de la Pena Ferreirós cayeron ladera abajo, atravesaron dos carreteras provocando importantes destrozos y fueron a parar al cauce del Lor, que se desbordó por la acumulación en su cauce de tierra, rocas y árboles. Fue el incidente más grave de los registrados en el sur de la provincia de Lugo a causa de las intensas lluvias y el viento provocados el viernes y el sábado por la ciclogénesis Gong. En otros municipios de esta zona hubo otros desprendimientos e inundaciones, pero de menor magnitud.

El desprendimiento de O Courel ocurrió a las seis y media de la tarde del viernes. Cayó sobre la carretera que lleva de Seoane a Seceda, la superó y siguió ladera abajo hasta pasar también por encima del kilómetro 30 de la LU-651. En este punto, la carretera va paralela al cauce del Lor. Al llegar al río, el derrumbe formó una presa natural que lo desbordó y desvió el agua por encima de la calzada. La LU-651 es el vial que da acceso a este municipio desde Quiroga y lo atraviesa de sur a norte, pasando por Folgoso y Seoane, sus principales localidades.

Cierre y daños estructurales

La carretera de Seceda, que es responsabilidad de la Diputación, fue reabierta al tráfico a úlltima hora de la mañana, según la información facilitada en ese momento por el Ayuntamiento. Sin embargo, por la tarde la Diputación anunciaba que la carretera había sido cerrada, porque el desprendimiento había provocado en ella daños estructurales.

La alcaldesa, Lola Castro, confirmó además a primera hora de la tarde la reapertura parcial de la LU-651, titularidad de la Xunta. Con ayuda de una paleadora, operarios de mantenimiento de carreteras habían acabado de retirar los restos del desprendimiento. Solo se abría un carril, porque el más próximo al río había perdido parte del asfalto y varios metros de valla de protección. La alcaldesa admitió que será necesario acometer «obras importantes» para reparar esta carretera y la de Seceda.

Sin salir de este municipio, las lluvias también provocaron un derrumbe en el campo de la fiesta de Folgoso, que en principio impide la salida del camión de la recogida de basuras. También hubo un corrimiento de tierras en el kilómetro veinte de la carretera LU-651, en la salida de Folgoso hacia Quiroga. Ayer se podía circular con ese punto, pero solo por un carril.

En el resto de la comarca de Quiroga, el nivel del Sil creció casi dos metros al paso por San Clodio (Ribas do Sil) e inundó por completo la playa fluvial. Los propietarios de la cafetería que hay en esta zona verde la vaciaban de mobiliario ayer por la tarde, ante la posibilidad de que Iberdrola abriese compuertas para desaguar los embalses de Sequeiros y San Martiño y el río volviese a subir y entrase en el establecimiento.

En Monforte, se desbordaron el arroyo que pasa por el barrio de Rioseco, el Cinsa en Seoane y el Cabe en Rivas Altas y en Piñeira. El malecón resistió bien la crecida. El agua solo alcanzó la zona peatonal en el tramo más bajo del paseo de la margen derecha, al lado de la pasarela peatonal.

Menos suerte tuvieron en Canaval, ya en el municipio de Sober, donde se inundaron los bajos de dos casas y quedó cortada durante toda la noche y la mañana la salida del pueblo hacia la carretera N-120 en dirección Ourense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El temporal «partió» O Courel en dos