Las Rubias y rubios tuvieron éxito entre los ganaderos

maría caravel

LEMOS

23 oct 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

1De forma apacible, como el día, se celebró ayer la subasta de ganado vacuno de raza rubia gallega, organizada por la asociación de criadores en la parroquia lucense de Adai. Con muy pocos piques fueron adjudicadas las once novillas y los tres novillos inscritos, y solamente tres se vendieron en el precio de salida. Las hembras ganaron la partida a los machos al alcanzar la mas cara los 2.550 euros, frente a 2.500 de uno de los toros que, de todas formas, tenía un precio de salida de 1.800 frente a los 2.000 de la vaca. Al final de la subasta, lleno de satisfacción, el presidente de Acruga, César Dorado, dio las gracias a los ganaderos y a los organismos colaboradores, el Concello de O Corgo, la Diputación de Lugo, la consellería y Caixa Rural.

El ganado

Las siete novillas que llevó la propia asociación Acruga, procedentes de la granja provincial, tenían un precio de salida de 1.800 euros, pero solo una fue adjudicada con una única oferta y la más cara alcanzó los 2.200. De las demás, la más barata fue adjudicada en los 1.400 euros de salida y la más cara, de Castroverde, en 550 por encima del de subasta. El novillo más caro superó en 700 euros el precio de salida.