Pescado azul o pescado blanco: ¿Cuál es mejor para nuestra salud?

Lucía Cancela
Lucía Cancela LA VOZ DE LA SALUD

VIDA SALUDABLE

El pescado azul se diferencia del pescado blanco en que su contenido en grasas es mayor.
El pescado azul se diferencia del pescado blanco en que su contenido en grasas es mayor. Istock

La principal diferencia es el contenido graso de cada una de las especies

25 sep 2022 . Actualizado a las 17:20 h.

Preguntes a quien preguntes sobre el pescado, la respuesta siempre será la misma. «Inclúyelo, en mayor o menor medida, pero inclúyelo». Existe un consenso claro desde la comunidad médica a pie de calle hasta la comunidad científica en el laboratorio. Ningún alimento es imprescindible, pero si hubiese que escoger solo unos pocos, el pescado tendría muchas papeletas entre los ganadores. Ahora vienen las dudas, ¿qué es mejor el pescado blanco o el pescado azul? El mundo de la nutrición es una escala de grises continua, de ahí que esta pregunta solo pueda responderse con un «depende». «No puede decirse que uno sea mejor que otro. No presentan grandes diferencias entre sí más allá del contenido en grasa. Ambos tienen una muy buena concentración de proteínas, de entre el 12 y el 20 % y además, son una excelente fuente de micronutrientes como el fósforo o el magnesio», detalla José Luis Flores de la Cerda, dietista-nutricionista. 

Similitudes aparte, la cantidad de lípidos que tiene el pescado azul, hace que nutricionalmente pueda considerarse ligeramente más completo: «Es más rico en vitamina A, vitamina D y en el omega-3 debido a la concentración de grasa que suele ser poliinsaturada», explica el experto. 

Lo que debe quedar claro es que tanto los grasos como los magros son beneficiosos. Por ello, un consumo equilibrado de ambos se considera lo ideal. ¿La dosis recomendada para la población general? «De dos a cuatro raciones a la semana», comenta el nutricionista, que continua: «No siempre tenemos que llegar al límite superior, sino que puede haber épocas que consumamos tres veces pescado a la semana, como en otras ocasiones solo una». 

La biología diferencia estas especies marinas desde diferentes puntos de vista. Pilar Plans, en su libro Somos lo que comemos, lo explica de la siguiente manera: «Desde el punto de vista morfológico (forma del cuerpo, tipo de aletas, escamas, etcétera), del hábitat, del modo de vida o de la reproducción. La taxonomía del pescado en azul o graso, blanco o magro, y semigraso corresponde a una valoración de tipo nutricional», recoge. 

Pescados azules o grasos

Boquerón, bonito del norte o atún blanco, caballa, verdel, palometa, jurel, salmón y sardina. 

Características nutricionales de este tipo: