Todo lo que necesitas para tener una vida sexual increíble

Laura Inés Miyara
Laura Miyara LA VOZ DE LA SALUD

VIDA SALUDABLE

iStock

De la fantasía a la acción, te traemos una guía para explorar y compartir placer

05 ene 2022 . Actualizado a las 15:51 h.

Es hora de admitirlo: la vida sexual es un aspecto fundamental de nuestro bienestar. No solo porque los humanos somos seres sociales, sino porque, como señala la sexóloga Alexandra Crettaz, de la Asociación de Especialistas en Sexología, hablar de sexo es hablar de placer y el tener experiencias positivas en el ámbito sexual potencia nuestra capacidad de sentirnos mejor en todos los aspectos de la vida.

Información precisa

Cuando se trata de sexualidad, queremos vivirla al máximo y disfrutar explorándola, pero puede ser difícil saber por dónde empezar en el momento de intentar cosas nuevas. «Lo primero que suelo aconsejar es aumentar el conocimiento», dice en este sentido Crettaz. «El placer es nuestro; otra cosa es que lo queramos compartir. Nos hemos encontrado a menudo con personas que no hallaban satisfacción en la sexualidad compartida. Esto se debía a que no había habido un aprendizaje individual, un autoconocimiento previo. Entonces, hay que explorar este aspecto. La primera pregunta que debes hacerte es cómo te relacionas con el placer. Hay gente que está muy metida en la obligación, la moral, el deber. Y la sexualidad es puro dejarse llevar», explica.

Felipe Hurtado Murillo, ex presidente de la Sociedad Española de Sexología, coincide en este aspecto. «La vida sexual tiene mucho que ver con la satisfacción y la calidad de vida de las personas. Para tener una buena vida sexual, lo primero que tenemos que tener es información correcta. En muchas personas, la educación sexual ha sido muy negativa o con muchos mitos. Tengamos en cuenta que para mucha gente, su única fuente de información es Internet. Y las fuentes en Internet no siempre son fiables. Por tanto, la primera condición para una buena salud sexual es información correcta, para eliminar las ideas erróneas que persisten», señala.

El conocimiento nos empodera ayudándonos a alcanzar mayores y nuevos niveles de placer en las relaciones sexuales. Aquí no hablamos únicamente de información en cuanto a métodos anticonceptivos y prevención de infecciones de transmisión sexual. Para gozar de una buena vida sexual, hay que dedicarle tiempo a una exploración de la sexualidad que, como explica Crettaz, empieza por el propio cuerpo. «Muchas mujeres no tienen orgasmo en el coito porque el clítoris no ha sido estimulado adecuadamente», observa Hurtado Murillo.

De lo que se trata, entonces, es de explorar por nuestra cuenta qué experiencias y sensaciones nos producen placer para luego poder compartir esto en las relaciones sexuales de pareja. Hacernos cargo de nuestro placer sexual y tomar las riendas de nuestro deseo es el primer paso.