El semen también tiene fecha de caducidad: ¿cuál es la mejor edad para ser padre?

Cinthya Martínez Lorenzo
Cinthya Martínez LA VOZ DE LA SALUD

LA TRIBU

La elaboración ininterrumpida de millones espermatozoides cada día hace que se produzca un envejecimiento progresivo en las células del tejido testicular.
La elaboración ininterrumpida de millones espermatozoides cada día hace que se produzca un envejecimiento progresivo en las células del tejido testicular. La Voz de la Salud

Aunque hasta ahora se creía que no existía ningún riesgo, a día de hoy sabemos que una paternidad avanzada se relaciona con posibles problemas en su descendencia y en el pronóstico de embarazo

01 may 2022 . Actualizado a las 16:50 h.

Debido a factores socioculturales y económicos, en los últimos años se ha retrasado cada vez más la edad en la que las parejas deciden tener descendencia. La inestable vida laboral de los jóvenes y su consecuente retraso de emancipación provoca que estos también pospongan el momento de ser padres. Así, en el 2020 la edad media de nacimiento del primer hijo era con 32 años. Y aunque la mayoría de la gente sabe que el reloj biológico de la mujer es limitado, se suele desconocer que en los hombres también sucede lo mismo. Existe la creencia popular, y más con Papuchi en mente (padre del cantante Julio Iglesias), de que como los varones pueden seguir teniendo erección y capacidad de eyaculación hasta edades muy avanzadas, no pierden fertilidad. Nada más lejos de la realidad. Sí, los hombres pueden estar toda la vida produciendo espermatozoides, pero, ¿son de calidad?

La ovogénesis o fabricación de óvulos maduros en los ovarios, funciona de forma diferente que la espermatogénesis -producción de espermatozoides maduros en los testículos-. Miguel Ruiz Jorro, andrólogo clínico, director del departamento de Andrología Reproductiva de la clínica Crea de Valencia y vicepresidente de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), resume de esta forma el proceso que tiene lugar en el aparato reproductor femenino: «Podemos imaginar que los ovarios son como una caja llena de óvulos que recibes al nacer. Con el tiempo van quedando menos y los que están pierden calidad, hasta llegar el punto de que no queda ninguno. En general, las mujeres tienen un pico máximo de fertilidad entre los veinte y los treinta. A partir de ese momento, especialmente a partir de los 36 o 37 años, su capacidad reproductiva se va reduciendo y aumentan las probabilidades de que los óvulos que tiene, no sean euploides, es decir, no tengan el número de cromosomas que les corresponde». 

Por esa razón, cuando una mujer se queda embarazada en la década de los cuarenta, tiene más probabilidades de que el feto presente cromosomas de más o de menos, como es el caso de las personas que padecen síndrome de Down, que presentan dos cromosomas del par 21. «Esta mayor incidencia de alteraciones genéticas en el embrión y feto también se relaciona con una menor probabilidad de quedarse embarazada y una mayor incidencia de aborto en caso de gestación», comenta el andrólogo. 

¿Y en el caso de los hombres? Al igual que en la mujer, la edad avanzada en los varones «también se relaciona con un peor pronóstico de embarazo, una mayor tasa de abortos, así como riesgos para la salud de la madre y de la descendencia», asegura Ruiz.

¿A qué se debe el riesgo de una paternidad en edad avanzada?

«Hasta ahora creíamos que como teníamos espermatozoides toda la vida, no había ningún problema. Pero no es una cuestión de si los hay o no, o de si son móviles. Lo importante es el ADN que llevan en la cabeza, que resulta esencial para que se produzca un embrión. Con el paso de los años, es más probable que exista daño en él», explica Juan Álvarez, vocal de la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA) y andrólogo en la clínica Androgen de A Coruña.