¿Se puede prevenir el alzhéimer? Primeras señales, fases y tratamientos

Cinthya Martínez Lorenzo
Cinthya Martínez LA VOZ DE LA SALUD

ENFERMEDADES

La Voz de la Salud

Aunque el paciente no tiene síntomas, la enfermedad se desarrolla durante diez, veinte, o incluso treinta años antes. Por esa razón, cada vez es más importante el diagnóstico precoz

08 jul 2022 . Actualizado a las 14:03 h.

Alrededor de 800.000 personas padecen la enfermedad de alzhéimer (EA) en España, según la Sociedad Española de Neurología (SEN). Se calcula que cada año se diagnostica a 10 millones de pacientes en todo el mundo. Una pandemia neurodegenerativa y silenciosa en la que miles y miles de cerebros se van atrofiando, disminuyendo de tamaño y «encogiéndose», por la destrucción progresiva de las neuronas. «A día de hoy es la principal causa de deterioro cognitivo en el mundo», afirma el neurólogo José Marey López, portavoz de la SEN. 

«El alzhéimer es una enfermedad que produce demencia. La persona que la padece está totalmente incapacitada para realizar por sí sola actividades de la vida diaria como hacer la compra, manejar el dinero o utilizar transportes. Se vuelve dependiente de los demás y con el tiempo, va empeorando», argumenta el doctor Pedro Montejo Carrasco, médico psiquiatra, director del Centro de Prevención del Deterioro Cognitivo del Instituto de Salud Pública de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG).

No obstante, cabe remarcar desde el principio que no es lo mismo que la demencia senil. «Este concepto es algo superado, podríamos decir que no existe», sentencia Montejo. «Actualmente no es correcto decir 'este mayor tiene demencia senil'. Hace unas décadas se refería a la demencia que tienen los mayores, pero pueden sufrirla por muchas causas: enfermedad de alzhéimer, ictus, falta de vitamina B12, hipotiroidismo, tumores del cerebro, lesiones o traumatismos craneales, o el alcoholismo crónico». Una opinión con la que concuerda el doctor Marey: «Ese concepto de senilidad, con lo que está cambiando la esperanza de vida y demás, es muy difuso. ¿Cuándo es? ¿A los 60, 65, 85? La confusión más gorda se da porque el factor de riesgo más importante para tener alzhéimer es la edad. Cuantos más años cumples, más posibilidades tienes de padecer la enfermedad. Pero la desarrollas por múltiples causas, no porque seas senil. Hay gente con 90 años con una memoria bárbara». 

Una persona con alzhéimer padece

  • Problemas importantes de memoria y de atención
  • Dificultades en el lenguaje
  • Desorientación temporal y espacial
  • Dificultad para tomar decisiones
  • Incapacidad para reconocer objetos y personas 
  • Cambios en la personalidad

¿Cuáles son los primeros síntomas de alzhéimer?

«Las alteraciones de la memoria, los olvidos, son los síntomas más notables y los que primero se advierten. El paciente con alzhéimer olvida dónde pone las cosas. A veces piensa que los demás se las cambian de sitio, o incluso que se las roban. Y la reacción ante esto es ponerlas en un lugar escondido que luego olvidan y, al no encontrarlas, refuerzan esa idea de que se las quitan», cuenta Montejo. Otros ejemplos que comenta el doctor son que no recuerdan lo que han dicho o han hecho el día anterior, olvidan los recados, cómo sucedió alguna cosa, o incluso les cuesta seguir una historia en la televisión, porque como olvidan lo que ha sucedido inmediatamente antes y todo está unido, no lo entienden y dejan de verla. También dejarán de recordar cosas sobre ellos mismos, como su cumpleaños, o los nombres de seres queridos. Hasta que llegará un momento en el que no recordarán ni quiénes son. 

El doctor apunta a que con frecuencia, suele ser el entorno el que se da cuenta de estas primeras señales de alarma: «Una de las características de la enfermedad del alzhéimer es que el enfermo no se da cuenta de sus olvidos, y cuando lo hace, lo atribuye a la edad y a que son normales. Pero es diferente de la persona que tiene olvidos asociados a la edad porque esta sí se da cuenta de sus fallos. En la consulta es habitual que pase el paciente y al preguntarle por sus olvidos diga que apenas tiene o que te diga 'a veces no recuerdo alguna cosa, pero es normal'. En cambio, cuando entra la familia enumera numerosos episodios que les dificultan la vida diaria». Montejo añade que hay una palabra que indica precisamente esto, que el paciente no es consciente de su enfermedad: anosognosia