36 razones para estudiar a tope

Ayuda a tu hijo a encontrar sus propios motivos para hacer un esfuerzo final

Estudiar exige planificación, constancia y esfuerzo
Estudiar exige planificación, constancia y esfuerzo

«Ahora ya es demasiado tarde», «Estoy demasiado cansado» o «No tengo arreglo, reconozco que soy un vago» son solo excusas baratas que se ponen a sí mismos los estudiantes apáticos que se rinden antes de tiempo. Dan el curso por perdido y por tanto renuncian a hacer un último esfuerzo que pueda mejorar los resultados finales. Deciden cruzarse de brazos y pensar que quizá el próximo curso haya más suerte y les entren las ganas de estudiar desde el principio. Pero esta actitud no es muy inteligente, estratégicamente hablando.

Es verdad que queda poco tiempo, pero aún existen dos oportunidades: la de junio y la de septiembre. Y en todo caso, no es lo mismo ponerse las pilas ahora y quedarse a las puertas del aprobado que rascarse la barriga hasta el próximo curso. Al menos los hábitos de estudio se pueden ir cogiendo, y las lagunas compensándose.

Pero, claro, estudiar exige planificación, constancia y esfuerzo. Y a muchos estudiantes, en plena primavera, las fuerzas les empiezan a flaquear. No es el momento de rendirse, sino de tomar un buen complejo vitamínico y recordar los motivos que cada uno tiene para hincar los codos.

A aquellos que se encuentran algo desanimados los padres pueden ayudarles a descubrir y fortalecer sus propias razones para tomarse en serio los estudios. Por ejemplo, revisando la siguiente lista de razones y subrayando cuáles son las suyas. Y que la tengan a mano para esos momentos de bajón en los que no le encuentran sentido a tanto esfuerzo.

¿Qué es lo que te motiva?

1) No tener que estudiar en verano.

2) No quiero repetir curso y dejar a mis amigos para estar con los de un año menos.

3) Demostrarme a mí mismo que, cuando quiero, sé hacer las cosas bien.

4) Darles una alegría a mis padres: se lo merecen.

5) Conseguir ayudas económicas para pagarme los estudios.

6) Tener la posibilidad de solicitar una beca para estudiar en el extranjero, ¡es mi gran ilusión!

7) Tener más tiempo libre en el verano para hacer lo que más me gusta, que es: ………

8) Tener la opción, a medio plazo, de escoger los estudios universitarios que más me interesan.

9) Tener más oportunidades de conseguir plaza en el ciclo formativo que me apetece.

10) Demostrar a mi pareja que, además de ser sexi, también tengo buena cabeza.

11) Ganar más dinero cuando sea mayor. Sin formación, no hay opciones.

12) Ser una persona culta, con conversación. Y no un simple que solo sabe hablar de chorradas.

13) Dar un paso más hacia la profesión de mis sueños, que es: … … …

14) Conseguir que mis padres dejen de echarme el rollo semanal sobre la importancia de estudiar.

15) Demostrar a los demás que yo, incluso en condiciones adversas, nunca me rindo.

16) Ir más tranquilo a los exámenes: no soporto enfrentarme a ellos sabiendo que no los he preparado bien. ¡Me pongo muy nervioso!

17) Tener menos posibilidades de formar parte de las cifras del paro cuando sea mayor.

18) Que mis padres me compren eso que me han prometido: … … …

19) Que confíen en mí y me dejen salir más (si apruebo todo no se pueden negar).

20) Acabar el instituto cuanto antes.

21) Que me aumenten la paga semanal para pasar un verano divertido.

22) Ganarme el respeto de todos a mi alrededor.

23) Tener la opción de ligar con gente con más formación, universitarios…

24) Poder ayudar a mis padres con el negocio en el verano.

25) Evitarles a mis padres el tener que desembolsar un dineral para pagarme una pasantía.

26) Olvidarme de la pesadilla de los estudios por unos meses.

27) Dormir cada noche tranquilo, sabiendo que he cumplido con mi deber.

28) Que mis hermanos menores tengan un buen referente en mí y no el de un bala perdida que no se esfuerza.

29) Aumentar mi autoestima.

30) Conocer mis verdaderos límites. Es bueno saber que puedo llegar muy lejos; incluso cuando piensas que has llegado al límite, todavía puedes caminar más.

31) Es mejor que me acostumbre desde joven al triunfo que al fracaso. Los fracasados cuando van haciéndose mayores se convierten en personas tristes, infelices, pesimistas... que arruinan sus vidas y las de la gente que los rodean.

32) Empezar a ganar dinero pronto e independizarme de mi familia cuanto antes.

33) Estudiar me da esperanzas de mejorar el mundo en el que me ha tocado vivir (mi entorno social no es muy bueno).

34) Los que me suelen aconsejar que sea un buen estudiante son las personas que más saben y más me quieren. Por algo será.

35) Porque me conviene, puedo y quiero.

36) Porque después de 35 razones tan contundentes, la verdad, sería absurdo no hacer un último esfuerzo.

 escuela de padres

  • TEMA DEL MES: Planificar la tercera evaluación.
  • ETAPA: Educación obligatoria.
  • LA FRASE: «Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar» (Pablo Neruda).
  • ALGUNAS CLAVES: Ayudarlos a fijarse una meta realista, a fragmentarla en objetivos parciales, a ponerla por escrito y a supervisar y comprobar sus progresos.
  • COMPORTAMIENTOS QUE SE DEBEN EVITAR: Afrontar el último trimestre con apatía y cansancio.
  • PARA SABER MÁS: En esta web educativa se proponen algunas técnicas interesantes para estudiar al 100 % en estos últimos meses de curso: http://www.estudiantes.info/tecnicas_de_estudio/motivacion.htm

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

36 razones para estudiar a tope