El Reino Unido da portazo a la última propuesta de la UE para facilitar el comercio en el Úlster

j. f. alonso LONDRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Boris Johnson, con su perro Dilyn en brazos, en una imagen de archivo
Boris Johnson, con su perro Dilyn en brazos, en una imagen de archivo DYLAN MARTINEZ | Reuters

Bruselas propuso medidas para asegurar el flujo de medicinas a Irlanda del Norte, pero Londres considera que son insuficientes

27 jul 2021 . Actualizado a las 18:38 h.

El Reino Unido se mantiene en sus trece: el protocolo del brexit para Irlanda del Norte es un problema y debe ser «renegociado» profundamente. Así el Gobierno rechazó este martes la última propuesta que la UE para agilizar el comercio entre el territorio e Inglaterra, Escocia y Gales, por considerarla «insuficiente».

«La propuesta solo ataca un pequeño subconjunto de las muchas dificultades causadas por la forma en que opera el protocolo. Necesitamos soluciones integrales y duraderas si queremos evitar más trastornos en la vida cotidiana en Irlanda del Norte». Con estas palabras un portavoz del 10 de Downing Street dio portazo a la oferta comunitaria que busca evitar que el flujo de medicamentos hacia el Úlster se vea interrumpido, una vez expire en diciembre el período de gracia mediante el cual pueden ser enviados desde el resto del país sin tener que ser sometidos a los nuevos controles aduaneros.

Bruselas planteó una serie de medidas a Londres entre las cuales destacan que le informe de qué medicamentos venden o venderán a Irlanda del Norte y que cada uno sea etiquetado con una pegatina especial que diga que solo se puede vender en ese territorio, para evitar que se desvíe hacia los Veintisiete.