La Francia de Macron, un nuevo sistema para seguir igual

La Voz

INTERNACIONAL

25 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La parálisis europea está en contraste con la política interna de los estados miembros de la UE. En Francia, el sistema político colapsó después de décadas de fracasos de los sucesivos gobiernos a la hora de resolver varios problemas básicos, sobre todo un desempleo monumental. Como resultado de ello, los dos partidos tradicionales fueron suplantados en la elección del 2017 por un movimiento tradicional único liderado por Emmanuel Macron, que cómodamente derrotó a un grupo fragmentado de contendientes antisistema.

La victoria de Macron demostró que los atascos de larga duración son superables a nivel nacional. Pero el nuevo sistema francés se ha obstruido a sí mismo al intentar trascender a la izquierda y a la derecha. El eslogan de Macron en même temps (al mismo tiempo) llegó a sonar como un intento por jugar a dos bandas. Un ejemplo típico es el estancamiento en la gestión del covid-19. En lugar de decidir entre un confinamiento robusto y una estrategia más ligera de distanciamiento social, al estilo sueco, el Gobierno de Macron estableció toques de queda y otras medidas que mostraron lo peor de ambos mundos.

Una nueva oscilación del péndulo en las próximas elecciones nacionales -dentro de poco más de un año- redundaría en beneficio del principal contendiente antisistema: Marine Le Pen, del partido de extrema derecha Agrupación Nacional. Las encuestas muestran que Macron derrota a Le Pen solo por una mayoría estrecha del 52 % (comparado con su margen de dos a uno en el 2017), colocando a Le Pen a escasa distancia del palacio del Elíseo.

Pero si Le Pen lograra sorprender a Francia y al mundo, su presidencia, como los interludios populistas anteriores, probablemente generaría más ruido que sustancia. Más allá de sus propias limitaciones, las interdependencias institucionales de Europa volverían a surgir como el obstáculo para el cambio. El desorden de Europa puede durar un tiempo y muy probablemente lo haga, pero esta perspectiva es tan poco inspiradora como definitivamente peligrosa.

Brigitte Granville es profesora de Economía Internacional y Política Económica en Queen Mary, Universidad de Londres, y autora de «What Ails France?». © Project Syndicate, 2021.