«Poder votar nos ayuda a sentirnos más humanos»

Unos 1,6 millones de presos tendrán por primera vez ese derecho

Tras trabajar como agente de seguridad de una cárcel, Dexter terminó en prisión por falsificar unos cheques para poder seguir estudiando
Tras trabajar como agente de seguridad de una cárcel, Dexter terminó en prisión por falsificar unos cheques para poder seguir estudiando

Miami / E. La Voz

Su nombre es Dexter Gunder, pero le llaman Chico. Los tatuajes de sus brazos son testigos de una vida difícil. Voz grave, mirada dura, pero piadosa. Jerga de barrio del sur de la Florida. Camiseta de Chucky y rosario al cuello. Chico es un tipo peculiar, como también lo ha sido su vida. Trabajaba como miembro del equipo de seguridad de una cárcel, y acabó en prisión -en otra, afortunadamente para él- después de haber rellenado, de forma ilegal, unos cheques para poder seguir estudiando. Pasó cinco años entre rejas, y ahora, a sus 41, ayuda a antiguos presidiarios, o «ciudadanos retornados», como él los llama.

Pertenece a la Coalición de Restauración de Derechos de Florida, que logró, el año pasado, la aprobación de una ley para que los antiguos condenados por delitos graves y crímenes, excluyendo asesinos y violadores, pudieran votar. El sureño era uno de los cuatro estados que no se lo permitía. Chico no podrá todavía hacerlo, porque debe cumplir un tiempo de condicional, pero ayuda a los más de 1,6 millones de antiguos condenados y presos de Florida a ejercer su restaurado derecho al voto.

-¿Saben los expresos que se ha restablecido su derecho al voto?

-La mayoría de la gente lo sabe, porque es a nivel nacional. Están muy interesados en votar. El problema que tenemos ahora es que, desde que se aprobó la ley, han impedido a los compañeros registrarse porque deben pagar todavía los impuestos y los costos de sus procesos judiciales. Por eso estamos intentando ayudar a que los compañeros paguen sus facturas. Tenemos muchos donantes que nos han ayudado, como Michael Bloomberg, LeBron James y el equipo de baloncesto de los Miami Heat. Hasta ahora hemos conseguido más de cinco millones de dólares.

-Los republicanos creen que la ley beneficia a los demócratas porque les dará más votos…

-No estoy de acuerdo. Esto no va de demócratas o de republicanos. No somos partisanos. Nos da igual a quién votes. Solo queremos que salgas y votes. Están intentando impedir que la gente salga y lo haga.

-El país parece muy polarizado.

-En estas elecciones, mucha gente siente que ninguno de los candidatos es el indicado, por eso optar por elegir al mal menor.

-Parte de la ciudadanía cree que el derecho al voto no debió ser restaurado para quienes cometieron un delito.

-Mientras eres ciudadano americano deberías mantener el derecho a votar, sin importar tu situación. Si pagas impuestos, debes poder votar. Y tenemos que pagar impuestos en este país, estemos en la situación que estemos. Has cometido un error en tu vida, pero todo el mundo merece una segunda oportunidad.

Además, la gente pierde ese derecho muy joven. Tengo un amigo que lo perdió cuando tenía 15 años. Ahora tiene 40 y este año será el primero que vote en toda su vida. No puede esperar.

-¿El derecho al voto puede de alguna manera reinsertar?

-Nosotros no hablamos de antiguos convictos, sino de ciudadanos retornados. Porque vuelves a tu estado mental normal. De esa manera y con el voto les hacemos sentir más humanos. A sentir como una persona normal y no como un expresidiario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Poder votar nos ayuda a sentirnos más humanos»