La Casa Blanca admite que ocultó pruebas a Trump sobre la injerencia rusa para no enfadarlo

La Voz

INTERNACIONAL

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, este miércoles, en la sala diplomática de la Casa Blanca
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, este miércoles, en la sala diplomática de la Casa Blanca JONATHAN ERNST

Pompeo señala a agentes del Kremlin como autores del envenenamiento del opositor Navalni

11 sep 2020 . Actualizado a las 00:07 h.

Un exalto cargo del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. aseguró que recibió presiones de la Casa Blanca para manipular información de inteligencia sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones con el fin de no ofender al presidente estadounidense, Donald Trump.

El exalto cargo es Brian Murphy, que hasta hace poco estaba a cargo de la información de inteligencia en el Departamento de Seguridad Nacional y que esta semana desveló las manipulaciones en una queja, que hizo pública este miércoles el comité de inteligencia de la Cámara de Representantes de EE.UU, según informa Efe.

En ese escrito, Murphy afirmó que, a mediados de mayo de este año, el secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, le ordenó que dejara de recopilar información sobre la amenaza que Moscú pudiera suponer para EE.UU. y empezara a escribir informes sobre las actividades de China e Irán.

Según Murphy, Wolf dejó claro que se trataba de órdenes del asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Robert O'Brien.

Relativizar el supremacismo

Además, en marzo de este año, Murphy recibió la orden de modificar un informe que resaltaba la amenaza de los supremacistas blancos y se le pidió que minimizara su importancia, además de incluir información sobre «importantes grupos violentos de izquierda».

En ese caso, la directiva fue emitida por el director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. (USCIS, por sus siglas en inglés), Ken Cuccinelli, que ejerce como «número dos» del Departamento de Seguridad Nacional.

Tanto Cuccinelli como Wolf argumentaron que los informes debían ser modificados para asegurarse de que iban en línea con los comentarios de Trump, quien ha acusado al movimiento de corte anarquista Antifa de estar detrás de las manifestaciones contra el racismo que han sacudido las principales ciudades del país en los últimos meses.

La Casa Blanca y el Departamento de Seguridad Nacional han rechazado las acusaciones de Murphy.

Trump niega las interferencias

Durante toda su Presidencia, Trump se ha negado a creer que Moscú interfirió en las elecciones de 2016, algo que sostienen los servicios de inteligencia de EE.UU. y que Moscú niega.