Luces, banderas, monedas y quizá campanas para el «brexit»

Campaña para recaudar el medio millón de libras para que suene el Big Ben

Las banderas del Reino Unido y de la Unión Europea con el Big Ben de fondo.
Las banderas del Reino Unido y de la Unión Europea con el Big Ben de fondo.

Londres / Colpisa

El Gobierno de Boris Johnson iluminará sus edificios en el centro de Londres, izará banderas británicas en todos los mástiles de la plaza Westminster «a petición del público», según su comunicado, y proyectará sobre las fachadas de Downing Street, de ladrillo negro, un reloj que dará la cuenta atrás del brexit hasta las once de la noche del 31 de enero.

 La celebración del Gobierno parecería modesta si no fuese porque, en su afán de «utilizar este momento para curar divisiones, reunificar comunidades y mirar hacia el país que queremos construir en la próxima década», su líder, Johnson, se dirigirá en el atardecer a la nación tras llevar a su Gabinete a un lugar no anunciado del norte de Inglaterra para tener su reunión semanal.

El acto gubernamental más sólido de la celebración de la marcha británica de la Unión Europea, deseada por el 52 % de los votantes en el referendo del 2016, será la puesta en circulación de la primera remesa de monedas del brexit, acuñadas por la Royal Mint (Casa de la Moneda) con valor de 50 peniques, la mitad de una libra, que equivale a 0,59 euros. 

Antes del brexit fallido de marzo del año pasado, el entonces responsable del Tesoro, Philip Hammond, partidario de la permanencia, ordenó que se acuñaran 10.000 monedas. En octubre, su sustituto, Sajid Javid, ordenó un millón inicial. Si se han preservado las acuñadas con fechas equivocadas, tendrán valor entre coleccionistas. Las monedas, heptagonales, serán de oro, plata o de aleación de cobre y níquel. 

Medio millón de libras

Su peculiar diseño las ha convertido en soporte de celebraciones. En 1973, cuatro años después de su introducción, que completaba la transición de chelines y florines al sistema decimal (cinco, diez y cincuenta peniques), se imprimieron para celebrar el acceso a la Comunidad Económicas Europea. «Paz, prosperidad y amistad con todas las naciones, 31 de enero del 2020», dirá el anverso de la acuñada para el brexit

Los más entusiastas de la marcha de la UE están recaudando donaciones para lograr este fin de semana el medio millón de libras que costaría hacer que suene el Big Ben, la campana que remata la torre del Parlamento con un reloj que es estampa icónica de Londres, ahora cubierta por andamios en una larga obra de reformas. El viernes tenían casi la mitad, unos 282.000 euros.

Pero muestra de la división que persiste en el país sobre la salida de la UE, en las redes sociales se multiplicaron las burlas. Se hizo viral una parodia de la portada del diario Daily Express que preguntaba «¿quiere gastar medio millón de libras para hacer sonar una campana?» en un momento de emergencia climática y cuando miles de personas duermen en las calles del país. 

Y una asociación de ayuda a los refugiados, que defiende una «sociedad británica tolerante», lanzó una propuesta alternativa para «ahorrar algún dinero a la nación». Pidieron voluntarios para ponerse junto al Big Ben en la noche del 31 y gritar ‘bong’ muy fuerte cuando llegue el momento del ‘brexit’. «Prometemos una visión y un sonido para deleitar y entretener», dijeron.

«El poder del pueblo está sobrepasando la reticencia del establishment británico a demostrar orgullo en nuestro propio país», escribían los promotores de la cuestación. En cualquier caso, han convocado una fiesta en la plaza vecina de Trafalgar Square, con música y discurso para celebrar «el valiente paso hacia el mundo como una nación libre, independiente y optimista».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Luces, banderas, monedas y quizá campanas para el «brexit»