Conte revisará la polémica ley migratoria de Salvini

El Gobierno de coalición entre el PD y M5E obtiene la confianza del Parlamento

Matteo Salvini y la presidenta de Hermanos de Italia, Giorgia Meloni se dieron un baño de masas frente al Parlamento
Matteo Salvini y la presidenta de Hermanos de Italia, Giorgia Meloni se dieron un baño de masas frente al Parlamento

Roma / corresponsal

El nuevo Gobierno de Giuseppe Conte obtuvo ayer la confianza en la Cámara de los Diputados por 343 votos a favor y 263 en contra. Será un Ejecutivo «sobrio» y «reformador», prometió Conte. La alianza entre el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y el Partido Democrático (PD) presenta novedades con respecto a la alianza con la Liga de Matteo Salvini, empezando por la revisión del polémico decreto seguridad, sobre todo lo que atañe a inmigración.

Apertura hacia Europa y hacia la OTAN, una nueva ley electoral y unos presupuestos para el 2020 (en los que se intentará conciliar desarrollo sostenible, reducción de impuestos y control del gasto público) son algunos de los puntos expuestos ayer en un programa que Conte calificó como «un pacto político y social» para iniciar una «nueva era reformadora». El presidente del Gobierno afirmó que la coalición «renovará la fe en los ciudadanos» y prometió sobriedad «al adoptar un léxico más adecuado y más respetuoso con las personas, la diversidad y las ideas».

Sobre la crisis migratoria, aseguró que se gestionará con «rigor» y con «una normativa que persiga el tráfico de personas y a la inmigración clandestina pero que afronte más eficazmente la integración». También aseguró que el decreto seguridad será revisado según «las observaciones del presidente de la República» y auspició «una efectiva solidaridad con otros países europeos» para resolver la situación. La gestión de los 50 inmigrante rescatados por el barco Ocean Viking será la prueba del algodón para el nuevo Ejecutivo.

No faltaron momentos tensos durante la larga hora y media del discurso que se vio interrumpido tanto por aplausos como por protestas. Cuando desde los escaños de la Liga se lanzaron gritos de «vendido, vendido», Conte les recordó que Italia es «una democracia parlamentaria» y aseguraba que haber acudido al voto habría sido «irresponsable».

Para pasar el trámite de la confianza, el Gobierno contó con los votos a favor del M5E, PD y Libres y Iguales, mientras en contra votaron la Liga, Forza Italia de Silvio Berlusconi y Hermanos de Italia de Giorgia Meloni. Además de mostrar su oposición en el hemiciclo, los ultraderechistas se manifestaron contra el nuevo Gobierno en un acto organizado por los de Meloni, pero en el que no faltó Salvini arengando a los cientos de seguidores, ni tampoco algún saludo fascista por parte de representantes del partido ultra Casa Pound, también presente en la manifestación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Conte revisará la polémica ley migratoria de Salvini