La oposición británica contraataca para evitar un «brexit» duro

La UE presiona a Johnson y descarta que se elimine la salvaguarda para Irlanda del Norte

BBC

Londres / e. La voz

El brexit sigue agitando la política británica de cara al 31 de octubre. Cuando la Cámara de los Comunes retome sus sesiones este martes tras el asueto estival, los contrarios a un divorcio abrupto de la Unión Europea presentarán un proyecto de ley para impedir al Gobierno de Boris Johnson que saque al país del club comunitario de cualquier modo.

El anuncio lo hizo el portavoz del Partido Laborista, Keir Starmer, quien en declaraciones a la BBC indicó que el objetivo de la moción es evitar que Johnson «nos saque de la UE sin acuerdo». La posibilidad de que esta iniciativa vea la luz no está garantizada, por cuanto el brexit divide a los dos grandes partidos británicos por igual. No obstante, sus opciones son mejores ahora que hace unos meses y esto es en buena medida por la polémica decisión del premier de solicitar la semana pasada a la reina Isabel II que suspendiera el Parlamento más de un mes.

Posibles obstáculos

El legislativo ya aprobó en marzo una resolución que instaba al Gobierno de la entonces primera ministra Theresa May a descartar esta opción, y la misma salió adelante gracias al voto de 17 tories rebeldes. Johnson está en Downing Street gracias al apoyo de los unionistas de Irlanda del Norte, DUP, pero su mayoría es de apenas un voto en la Cámara, por lo que cualquier cosa puede ocurrir en los próximos días.

En el supuesto de que la iniciativa sea aprobada antes de que los diputados deban volver a sus casas, entre el 10 y 12 de septiembre, podría surgir otro obstáculo: la negativa del Gobierno a acatarla. Así lo dejó entrever el ministro Michael Gove, responsable de los preparativos para un brexit salvaje, y que este domingo se negó a comprometerse a cumplir dicha ley, de ser aprobada. «Veremos qué ley es», se limitó a responder. Por su parte, Boris Johnson, en su artículo publicado ayer en The Sunday Times, cargó contra compañeros de partido contrarios a su estrategia, a los que acusó de «socavar la capacidad de negociación del Reino Unido».

Mientras, Bruselas elevó ayer la presión. El negociador jefe para el brexit de la UE, Michel Barnier, descartó ayer que Bruselas vaya a aceptar la demanda de Londres de eliminar la cláusula de salvaguarda para evitar una frontera en Irlanda del Norte, y aseguró que esa disposición representa la «máxima flexibilidad» que la UE puede ofrecer al Reino Unido.

Purgas en el Gobierno de Boris Johnson con despidos fulminantes

I. Gurruchaga
El controvertido Dominic Cummings, cerebro de la campaña a favor del «brexit» en el referendo del 2016 y ahora mano derecha de Boris en Downing Street
El controvertido Dominic Cummings, cerebro de la campaña a favor del «brexit» en el referendo del 2016 y ahora mano derecha de Boris en Downing Street

El cese de una asesora del ministro de Hacienda desvela el clima de tensión creado por Cumming, el principal consejero del «premier»

El despido fulminante de una asesora del ministro de Economía, Sajid Javid, desveló el clima de tensión creado por Dominic Cummings, el principal asistente de Boris Johnson, con un largo expediente de confrontaciones con funcionarios, parlamentarios o colaboradores y reputación de genio desde que acuñó el eslogan «Recuperar el control» para la campaña por la marcha de la UE.

Sonia Khan, brexiter, fue también asesora del anterior ministro de Economía, Philip Hammond, partidario de la permanencia. Cummings, según los medios británicos, la habría llamado en el atardecer del jueves a una oficina de Downing Street y tras una conversación tensa sobre sus contactos recientes con el círculo de Hammond, le retiró su teléfono oficial y sus pases de seguridad, y ordenó a un policía que la acompañara hasta la salida de seguridad de Downing Street.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La oposición británica contraataca para evitar un «brexit» duro