El infierno de Colorado que le espera al Chapo

El narco mexicano pasará el resto de su vida en la prisión de máxima seguriad ADX Florence, en Colorado

Vista de la prisión de Florence, en Colorado
Vista de la prisión de Florence, en Colorado

nueva york / e. la voz

Joaquín el Chapo Guzmán pasará el resto de sus días encerrado en la prisión federal ADX Florence, conocida como el Alcatraz de las Rocosas o El infierno de los Capos. Se trata de una fortaleza inexpugnable situada a 160 kilómetros al sur de Denver (Colorado) de donde nadie ha conseguido escapar. Las autoridades de Estados Unidos no quieren que el que fue líder del cartel de Sinaloa durante 30 años se escabulla como hizo en dos ocasiones, en el 2001 y el 2015 en México.

Su destino final tras la condena a cadena perpetua dictada el pasado miércoles será la instalación más segura de Estados Unidos. Entre sus internos más conocidos se encuentran Dzhojar Tsárnayev, coautor del atentado al maratón de Boston, el terrorista Theodore John Kaczynski, conocido como unabomber, y varios antiguos rivales del Chapo. Las instalaciones de esta prisión tienen 1.400 compuertas de acero, alambre de púas de 12 pies de altura en todo el exterior, rayos láser, cámaras de videovigilancia, perros guardianes y una docena de torres con francotiradores.

«Cumplir allí una condena es como vivir después de la muerte», explicó a Reuters Robert Hood, exdirector del centro penitenciario. La prisión terminó de ser construida en el año 1994, cuenta con 490 celdas individuales de 2,1 por 3,6 metros hechas al completo de hormigón, incluida la cama. El Chapo solo podrá salir al patio una hora al día, dentro de una jaula desde donde solo verá el cielo, no las montañas que rodean el penal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El infierno de Colorado que le espera al Chapo