La heredera de Merkel se distancia de los planes para Europa de Macron

La líder de de la CDU alemana se niega a la convergencia social y económica en la UE por temor a una mutualización de la deuda

La jefa de la CDU, que supone un giro a la derecha con respecto a Merkel, rechaza categóricamente la idea de Macron de introducir un salario mínimo común en la UE
La jefa de la CDU, que supone un giro a la derecha con respecto a Merkel, rechaza categóricamente la idea de Macron de introducir un salario mínimo común en la UE

Berlín / corresponsal

Alemania se prepara a marchas forzadas para la retirada de Angela Merkel, que dejará la cancillería a más tardar en el 2021. Por eso no parece casualidad que la nueva líder del partido conservador CDU, y considerada principal heredera de la mandataria para asumir las riendas del Ejecutivo, haya sido la encargada de reaccionar a los planes europeos de Emmanuel Macron. Tras días de incómodo silencio por parte del Gobierno de la gran coalición, ayer Annegret Kramp-Karrenbauer detallaba en un editorial para el dominical Welt am Sonntag su propuesta para fortalecer la UE de cara a las elecciones de mayo. 

La conocida como AKK dejó claro que Berlín y París solo coinciden en la necesidad de coordinar estrategias migratorias y proteger las fronteras exteriores, mientras que difieren en lo demás. Sobre todo en cuanto a políticas sociales y económicas, para disgusto de los socialdemócratas del SPD, que reclaman a sus socios cristianodemócratas más convergencia social en el continente.

La jefa de la CDU, que supone un giro a la derecha con respecto a Merkel, rechaza categóricamente la idea de Macron de introducir un salario mínimo común en la UE, así como «la europeización de los sistemas sociales europeos», pues considera que cualquier iniciativa que pueda conllevar una mutualización de la deuda es «el camino equivocado». El editorial de AKK apuesta en cambio por el «principio de subsidiariedad y responsabilidad propia de cada Estado». La líder conservadora asegura que sí podría imaginarse un presupuesto comunitario, aunque solo para tecnologías e I+D.

Kramp-Karrenbauer desea crear una suerte de consejo europeo de seguridad «que incluya también al Reino Unido» y sirva para armonizar políticas en materia de comercio, exteriores y defensa. Asimismo, propone dejar de eximir a los funcionarios comunitarios del IRPF, eliminar la segunda sede del Parlamento en Estrasburgo para concentrarlo únicamente en Bruselas, y que la UE tenga un asiento común en el Consejo de Seguridad de la ONU. En la lucha contra el cambio climático, uno de los ejes centrales del discurso de Macron, AKK defiende un pacto europeo, pero exige tener en cuenta «las consecuencias para el empleo y las empresas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La heredera de Merkel se distancia de los planes para Europa de Macron