A la caza del hijo de Bin Laden

EE.UU. ofrece una recompensa de un millón de dólares por el líder emergente de Al Qaida

Hamza Bin Laden es el número enemigo número uno del Gobierno de EE.UU:
Hamza Bin Laden es el número enemigo número uno del Gobierno de EE.UU:

Washington / E. La Voz

Casi ocho años después de acabar con la vida de Osama Bin Laden, la Administración estadounidense ofrece una recompensa de un millón de dólares para quien dé información sobre el paradero de uno de sus hijos, Hamza Bin Laden. Tanto la ONU como Estados Unidos consideran a Hamza un líder emergente dentro de la organización terrorista -a la que se incorporó hace cuatro años- y el llamado a ser el sucesor del actual líder, el egipcio Ayman al Zawahiri.

Tal y como recoge la nota publicada por el Departamento de Estado, el hijo de Bin Laden amenazó desde su incorporación a Al Qaida con ataques a Estados Unidos en venganza por el asesinato de su padre en mayo del 2011. Ha emitido diversos mensajes de audio y vídeo en los que llama a sus seguidores a atentar contra intereses estadounidenses y de sus aliados occidentales, además de contra Israel y Arabia Saudí. En concreto, Hamza Bin Laden animó a atentar en Washington, París y Tel Aviv, y contra las tropas saudíes en Yemen. Hace tan solo unos meses incitó a la yihad contra la monarquía saudí, lo que le ha supuesto la retirada de la ciudadanía, tal y como anunció este viernes el Ministerio del Interior del país árabe. Además, el comité de sanciones de la ONU añadió su nombre a la lista de personas con haberes internacionales congelados y prohibición de viajar.

La recompensa por información sobre su paradero es menor a la que EE.UU. ofreció por conocer el de su padre (50 millones de dólares en el 2007) y llega después de que en enero del 2017 la Administración Trump le incluyera en la lista de «terroristas globales», lo que implica la congelación de sus bienes en suelo norteamericano, así como prohíbe a empresas y ciudadanos estadounidenses hacer negocios con él.

A pesar de que el surgimiento del Estado Islámico ha dejado en segundo plano la amenaza de Al Qaida, el coordinador de la estrategia contraterrorista del Departamento de Estado, Nathan A. Sales, advirtió el jueves que la organización se encuentra en «una pausa estratégica, no en una rendición». En esa misma comparecencia, el secretario adjunto para Seguridad Diplomática, Michael Evanoff, se remitió a una serie de cartas halladas en el complejo de Abbottabad, Pakistán, donde fue localizado Osama Bin Laden, para asegurar que el difunto líder de Al Qaida había elegido a Hamza para liderar la organización. Evanoff apuntó que este podría encontrarse en algún punto de la frontera entre Afganistán y Pakistán, con el propósito de entrar en Irán.

Hamza Bin Laden es hijo de una de las tres esposas que han sobrevivido a Osama, Jairiah Sabar, y se calcula que ronda los 30 años. Está casado con la hija de Mohamed Atta, uno de los secuestradores de los aviones con los que se cometieron los atentados del 11 de septiembre del 2001.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A la caza del hijo de Bin Laden