Maduro cierra la frontera para impedir el paso de la ayuda humanitaria

El primer convoy emprende el viaje hacia la limítrofe ciudad colombiana de Cúcuta

El puente en la frontera entre Venezuela y Colombia permanece cortado
El puente en la frontera entre Venezuela y Colombia permanece cortado

Caracas / corresponsal

El régimen de Nicolás Maduro cerró la madrugada del miércoles con dos contenedores y un camión cisterna el puente de Tienditas, que conecta Venezuela y Colombia, con el objetivo de impedir la entrada al país de la ayuda humanitaria cuyo ingreso autorizó el presidente interino, Juan Guaidó. Maduro, que tenía prevista una visita a La Fría, la población más cercana al puente, ha suspendido su viaje sin explicaciones. El primer convoy que transporta la ayuda donada por EE.UU. salió ayer de Bogotá con destino a la localidad colombiana fronteriza de Cúcuta.

Guaidó ordenó a las Fuerzas Armadas que permitan la entrada de medicinas y comida. «Para atender a sus familias, a su hermana, a su mamá, a su esposa, que seguramente necesita insumos y que algunos, lamentablemente, seguro también tendrá algunas afecciones», dijo. «El régimen de Maduro debe dejar que llegue la ayuda a la gente que muere de hambre», exigió, por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

El movimiento del Ejército venezolano es la respuesta a las declaraciones de Guaidó, quien el martes, en una sesión de la Asamblea Nacional, señaló que el primer cargamento -medicamentos para paliar la crítica situación de los hospitales y alimentos para las 300.00 personas que están en más grave riesgo de desnutrición- entraría por Cúcuta, Colombia, el próximo fin de semana.

El grupo de contacto celebra hoy su primera reunión en Uruguay El gobierno interino está gestionando, junto con sus aliados internacionales, tres puntos de entrada: las fronteras con Brasil y Colombia y las islas del Caribe venezolano. Fuentes cercanas a los opositores señalaron que el peor escenario es que el régimen de Maduro, que califica la ayuda humanitaria de «injerencia extranjera» y de «limosna», impida la entrada de ayuda porque la situación de crisis de salud y de alimentos se está agravando, ya que el reconocimiento de Guaidó por parte de más de 40 países dificulta a cualquier particular o Estado establecer negociaciones con el régimen de Maduro.

Mediación en entredicho

Sin mencionar el ofrecimiento del papa Francisco de mediar en la crisis si «las dos partes» enfrentadas se lo piden, Guaidó señaló que la oposición no va a participar en un diálogo que oxigene al régimen y que no concrete la salida de la presidencia de Nicolás Maduro.

El grupo de contacto, auspiciado por la Unión Europea, celebrará hoy su primera reunión en Montevideo, que presidirán la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, y el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez. En la cita, en la que estará el ministro Josep Borrell, se tratará «sobre las condiciones mínimas que deben darse en Venezuela para un proceso de transición política». La UE todavía espera que México acepte sumarse a Ecuador, Costa Rica y Bolivia.

En tanto, Guaidó ha pedido a Matteo Salvini y Luigi Di Maio, viceprimeros ministros italianos, que se reúnan con sus representantes para que les expliquen su plan de transición. Italia es la única potencia europea que se niega a reconocerlo como presidente.

Andorra reconoce a Guaidó y pone en riesgo fondos chavistas

El Principado de Andorra reconoció ayer a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, con lo cual puso en riesgo los capitales venezolanos que se encuentran en los bancos que operan en ese principado, donde ya se descubrieron, hace tres años, casi 4.000 millones de euros producto de corrupción en la petrolera estatal Pdvsa.

El escándalo derivó en la intervención de la Banca Privada D’Andorra, y de su principal accionista, Banco Madrid. Un proceso por el cual Nervis Villalobos, que fue viceministro de Energía del Gobierno de Hugo Chávez, se encuentra detenido en Madrid.

La Audiencia Nacional accedió, hace menos de una semana, a entregar a Villalobos «temporalmente» a la Justicia estadounidense para completar una investigación de corrupción en la petrolera venezolana, que fue sancionada a finales de enero por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE.UU.

El Ejecutivo andorrano «se muestra a favor de que se inicie un proceso político pacífico que permita al pueblo venezolano decidir sobre su propio futuro, a través de elecciones libres y transparentes». En la víspera, habían reconocido a Guaidó Malta, país también sospechoso de albergar capitales del régimen de Nicolás Maduro, y Bulgaria, donde, de acuerdo con fuentes cercanas a la presidencia interina que pidieron no ser identificadas, ya se han detectado unos mil millones de euros en cuentas de capitales ilegales venezolanos.

La oposición se ha anotado dos éxitos en dos días, referentes a la congelación de capitales sospechosos. El martes logró bloquear una transacción para trasladar de Portugal a Uruguay 1.200 millones de euros del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bandes) que no figuraban en los balances de la institución.

El diputado Carlos Paparoni afirmó que logró detenerse la operación de compra de un lote de tres toneladas de oro que la empresa Noor Capital, radicada en Emiratos Árabes, iba a hacer al Banco Central de Venezuela, y que fue frenada por la presión de EE.UU. Según Paparoni, en dos años el chavismo ha vendido 73 toneladas de oro sin ningún control.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Maduro cierra la frontera para impedir el paso de la ayuda humanitaria