La aerolínea del avión caído en Cuba fue denunciada por fallos técnicos

Díaz-Canel cumple un mes como presidente en medio del luto por el accidente

.

La habana / colpisa

La última palabra la tendrá la caja negra recuperada ayer, pero la hipótesis de un fallo en los motores cobra fuerza en las últimas horas para explicar qué causó el accidente del avión fletado por Cubana de Aviación que se estrelló el viernes nada más despegar de La Habana, con un balance de 110 muertos y solo tres supervivientes. Las sospechas se incrementaron por las declaraciones de un piloto que trabajó del 2005 al 2013 para la compañía mexicana Global Air, propietaria del aparato. En varias ocasiones el comandante Marco Aurelio Hernández denunció fallos de mantenimiento de la aerolínea. En varias ocasiones usó aviones con ruedas deshinchadas, voló por Sudamérica sin radar, los motores fallaron en algunos vuelos y los mecánicos se quejaban de falta de materiales de repuesto.

Pilotó los tres aviones Boeing de Global Air, incluido el siniestrado, y su experiencia, señaló, le llevó a presentar una demanda por falta de mantenimiento ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México. Destacó el papel de su compañero José Luis Núñez, comandante del aparato accidentado, para impedir caer sobre un zona habitada. «Era muy capaz, muy preparado». También el segundo piloto, las tres sobrecargos y el técnico de mantenimiento tenían nacionalidad mexicana.

El Boeing que se estrelló fue fabricado en 1979 y en noviembre pasado se sometió a una verificación de seguridad que cumplió con las normas, según la compañía. Global Air, antes conocida como Dajmoh, en el 2011 tenía nueve aeronaves, pero fue reduciendo su flota hasta los tres actuales, dos B-737-300 y el accidentado. Su relación con Cuba comenzó con vuelos chárter de la ruta Cancún-Habana a causa de lo obsoleto de la flota de la isla.

Entre las pasajeras también hay una mexicana, con lo que ascienden a siete las víctimas de esa nacionalidad. El resto son cubanas, con excepción de dos turistas argentinos y dos saharauis. Sin embargo, aún no se ha divulgado la lista completa de fallecidos porque los equipos forenses, encabezados por el doctor que certificó la autenticidad de los restos de Ernesto Che Guevara, quieren informar primero a las familias.

Las autoridades organizaron el traslado de los allegados desde Holguín, destino del vuelo siniestrado y de donde eran originarios la mayor parte de las víctimas.

Esta tragedia supone un duro estreno como presidente para Miguel Díaz-Canel, a un mes de llegar al cargo. Sus compatriotas valoraron positivamente su decisión de personarse de inmediato en el lugar de la tragedia, un campo agrícola convertido en un camposanto para 110 personas, así como la rapidez en informar de un desastre que solo dejó cuatro suprvivientes: un joven que falleció antes de llegar al hospital y tres mujeres cubanas. El Consejo de Estado decretó tres días duelo, al tiempo que llegaban condolencias del mundo entero. No faltaron las del papa Francisco y de todos los gobiernos de la región. Además, Raúl Castro, ingresado por una operación de hernia, lamentó la catástrofe por medio de una nota.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La aerolínea del avión caído en Cuba fue denunciada por fallos técnicos