Trump recibió un correo que daba acceso a archivos de Wikileaks

Tres semanas después de que el presidente y su entorno recibieran el mensaje, Trump Jr. intercambió correos con la web de Assange


nueva york / corresponsal

Las evidencias que vinculan al entorno de Donald Trump con el núcleo de la trama rusa han sumado nuevos datos en las últimas horas. Según el canal de televisión CNN, tanto el presidente como su hijo mayor, Trump Jr., así como otros miembros relevantes de la campaña, recibieron un correo electrónico más que sospechoso en el que se les facilitaban las claves para descifrar los documentos confidenciales del portal Wikileaks.

Lo más curioso es que dicho correo fue enviado el 4 de septiembre del 2016, es decir, dos meses después del escándalo de los e-mails del Comité Nacional Demócrata, que salpicaron a su candidata Hillary Clinton. Además, al cabo de tres semanas de recibir este correo con las claves, Trump Jr. comenzó un intercambio de mensajes con la web de Julian Assange. El portal le pedía que compartiera información perjudicial para Clinton y le asesoraba sobre la polémica de la declaración de impuestos de su padre.

«Muchos lectores entusiastas enviaron por correo electrónico los archivos de nuestras publicaciones durante las elecciones», dijo ayer Assange en Twitter, en un intento de desentenderse de la última revelación. Las pesquisas están ahora centradas en averiguar los vínculos del remitente de dicho correo electrónico, que responde al nombre de Mike Erickson. «No tenemos ni idea de quién es. Nunca respondimos a su correo», señaló Alan Futerfas, abogado del primogénito del neoyorquino, que trató así de esquivar las pruebas del esfuerzo de Wikileaks, por dar a la campaña trumpiana documentación que pudiese beneficiar al republicano.

En plena búsqueda de Erikson, los comités que investigan el Rusiagate en el Congreso tratan de confirmar su relación con el controvertido portal. El pasado miércoles, el Comité de Inteligencia de la Cámara Baja formuló varias preguntas al respecto a Trump Jr., interrogado en Capitol Hill. Su testimonio duró ocho horas y si bien respondió a la gran mayoría de las preguntas, no desveló las conversaciones que mantuvo con su padre cuando el pasado verano se supo de un encuentro con una abogada rusa durante la campaña presidencial.

La prometida de Papadopoulos

En paralelo, la trama sumó ayer un nuevo testimonio. Se trata de Simona Mangiante, prometida de George Papadopoulos, el exasesor de la campaña de Trump y primer acusado de la trama rusa, que ahora coopera con el fiscal Robert Mueller. En declaraciones a ABC News, Mangiante desmintió las afirmaciones de Trump de que Papadopoulos era, como aseguró el asesor de campaña Michael Caputo, un «chico del café».

«Estableció reuniones con líderes de todo el mundo», confirmó la italiana tras especificar que dichas comunicaciones incluyeron a la antigua mano derecha del presidente Steve Bannon y al exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn -también acusado en el Rusiagate-. Según los medios estadounidenses, Papadopoulos estuvo en contacto directo con el Kremlin para organizar una reunión entre Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Trump recibió un correo que daba acceso a archivos de Wikileaks