El presidente se distancia del republicano acusado de abusar de una menor


Nueva York / corresponsal

Donald Trump se distanció ayer del nuevo escándalo que golpea Washington. Después de que el aspirante republicano a ocupar un escaño en el Senado, Roy Moore, fuera acusado de abuso sexual de una adolescente de 14 años hace casi 40 años, el presidente no dudó en señalarle el mejor camino. «Si esas acusaciones son ciertas, haría bien en retirarse de la carrera electoral», dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

El caso levantado por The Washington Post echó más gasolina al fuego que ya existía entre los republicanos del Capitolio sobre la candidatura de Moore, exjuez alineado con la alt right de Steve Bannon. A la postura de Trump se sumó buena parte del partido, como el vicepresidente Mike Pence, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, y senadores como John McCain.

Muchos otros, sin embargo, cerraron filas en torno a la carrera de Moore por ocupar un escaño, que muchos consideran crucial para mantener la mayoría republicana en la Cámara Alta. Sus apoyos han sido los protagonistas de algunas de las declaraciones más polémicas. Es el caso del auditor estatal de Alabama, Jim Ziegler: «Miren a José y María. Ella era una adolescente y José un carpintero adulto cuando se convirtieron en padres de Jesús». «No hay nada inmoral o ilegal allí», dijo sin reparos.

Durante sus años como jefe del Tribunal Supremo de Alabama, Moore era conocido por su polémico uso de la Biblia para interpretar la ley, su radicalismo en asusto de inmigración y su rechazo a la comunidad LGTB.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El presidente se distancia del republicano acusado de abusar de una menor