Y Putin volvió a lucir músculo

El posado del presidente ruso luciendo pectorales ya es todo un clásico del verano


/ La Voz

El posado de Vladimir Putin luciendo pectorales ya es todo un clásico del verano en Rusia. El Kremlin divulgó imágenes del presidente de su última escapada a la taiga siberiana, donde «pescó en una cascada cerca de un lago de montaña, se entregó a la pesca submarina, tomó el sol, hizo rafting en los rápidos, pilotó lanchas a motor, hizo senderismo y quad en las montañas», enumeró el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov. «Persiguió a un lucio durante dos horas. No había forma de cazarlo, pero finalmente lo logró», añadió. El exhibicionismo de su -rancia- virilidad es recurrente en imágenes convenientemente difundidas por el Kremlin. 

No es un secreto que a Putin le gusta lucir cuerpo y mostrar a los rusos que es todo un hombre de acción: se le ha visto pilotar un Fórmula 1, cazar ballenas con ballesta, neutralizar un tigre o recuperar de las profundidades del mar Negro ánforas de 15 siglos de antigüedad. El botox recorre la pétrea imagen del exespía del KGB desde el 2011, siguiendo los consejos de un veterano de la cirugía estética, su amigo Silvio Berlusconi.

Esta vez, en su escapada no le acompañaba el primer ministro, Dmitri Medvédev, con el que se ha intercambiado en los últimos años la presidencia y la jefatura de Gobierno para burlar lo estipulado en la Constitución sobre los mandatos. Esta vez su compañero fue el ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, originario de la zona. Putin aún no ha anunciado si será candidato en las elecciones del 2018. Con su popularidad rozando máximos históricos, más del 80 % de apoyo, nadie duda cual será su decisión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Y Putin volvió a lucir músculo