El hambre, un arma de guerra en el devastado Sudán del Sur

La ONU declara situación de hambruna en varias regiones


REdacción / La voz

La guerra y el consiguiente colapso de la economía han provocado la declaración de hambruna en varias regiones de Sudán del Sur. Es la primera declaración de este tipo en el mundo en seis años y afecta a unas 100.000 personas, si bien otro millón está al borde de sufrirla a menos que reciban ayuda. «Una declaración formal de hambruna significa que la gente ya empezó a morir de hambre», advirtieron ayer tres agencias de la ONU: Unicef, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Una situación «obra del hombre», insiste en el informe Joyce Luma, director del PMA en este país de África Oriental. No es la primera vez que el país sufre inanición. Durante la lucha por la independencia en 1998, el territorio sufrió una hambruna estimulada por la guerra en la que murieron cientos de miles de personas. Pero la ONU acusaba ayer de la actual situación a los políticos de Sudán del Sur.

Tras lograr la independencia en el 2011, el país se sumió en diciembre del 2013 en una guerra civil en el que se enfrentan las tropas del presidente Salva Kiir, de la etnia dinka, contra las de su antiguo vicepresidente Riek Machar, de la etnia nuer.

Las consecuencias del conflicto dejan decenas de miles de muertos, 3,4 millones de desplazados (más de 1,5 millones huyeron del país), la ruina de las cosechas y la elevada inflación, de hasta el 800 % interanual. La producción en el llamado granero del país, el estado de Equatoria Central, se ha perdido por los combates y las matanzas étnicas.

La ONU acusa a Kiir de bloquear la ayuda humanitaria a la población y de utilizar el hambre como arma de guerra.

Un total de 4,9 millones de ciudadanos, más del 40 % de la población de Sudán del Sur, necesitan urgentemente alimentos y ayuda agrícola, según la información de la Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases (CIF) publicada por el Gobierno, las tres agencias de las Naciones Unidas y otras oenegés. Se espera que el número de personas en situación de inseguridad alimentaria se eleve a 5,5 millones en junio. Más de un millón de niños sufren desnutrición aguda en Sudán del Sur, incluidos más de 250.000 con desnutrición grave, advierte Unicef.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

El hambre, un arma de guerra en el devastado Sudán del Sur