Obama, al rescate de Hillary Clinton

El partido recurre a primeros espadas para apuntalar a la candidata, mientras está se recupera de su neumonía


Nueva York / E. La Voz

El apoyo del presidente era esperado como agua de mayo por los demócratas. Hacía siete semanas que Barack Obama no hacía campaña por Hillary Clinton y el de ayer, no era un mitin cualquiera, ni un escenario cualquiera. Desde Pensilvania, uno de los estados más importantes para las elecciones presidenciales de noviembre, Obama reiteró que es Clinton la candidata adecuada para ser «la próxima comandante en jefe» y no «ese otro tipo», refiriéndose a Donald Trump. «Cualquiera puede soltar un tuit y ser crítico, pero eso no significa que puedas manejar una crisis internacional», sentenciaba el presidente, consciente de la actual erosión del Partido Demócrata.

Y es que las últimas horas han sido nefastas para la imagen de la exsecretaria de Estado, fuertemente criticada por su falta de transparencia a la hora de comunicar su neumonía. «Un 46 % de los encuestados no se cree que Clinton tenga neumonía», rezaba un sondeo publicado por el diario británico The Guardian. Y aquí está el gran problema que sigue golpeando a la demócrata: La honestidad. 

Tanto es así, que el partido necesita a armas potentes para seguir apuntalando a su candidata, armas como Barack Obama, con su popularidad por las nubes, o su mujer y primera dama, Michelle Obama, que participará en otro mitin el próximo viernes.

El blindaje se extendió de la costa este a la costa oeste del país, donde también su marido y expresidente Bill Clinton, ha tenido la responsabilidad de reemplazar a su esposa en un acto en Los Angeles. «En más de una ocasión en los últimos años [Hillary] ha experimentado algo parecido, una fuerte deshidratación», dijo el expresidente en la cadena CBS, tras negar que la demócrata sufriese una enfermedad grave como sugieren sus rivales. 

Hillary se explica

«Sentí un mareo y perdí el equilibrio, pero una vez que subí [al coche] y pude resguardarme del calor, una vez que bebí agua, inmediatamente me sentí mejor», explicó la propia Clinton en una entrevista telefónica en la CNN, donde además contestó a las acusaciones de falta de transparencia. «La gente sabe más de mi que sobre casi cualquier otra personalidad pública (?) Compárenlo con lo que saben de mi oponente», replicó. Se espera que Clinton siga reposando en su residencia de Chappaqua, en Nueva York, hasta que se incorpore a la campaña en los últimos días de esta semana.

En plena recta final, los demócratas pasan por un momento delicado donde los sondeos marcan una disputa mucho más ajustada. La NBC habla de una diferencia de tan solo cuatro puntos entre Clinton y Trump, que se llevan un 48 % y un 44 % respectivamente. En paralelo, Univision Noticias ha publicado otra encuesta en la que la demócrata sí arrasaría en los estados clave de Arizona, Colorado, Florida y Nevada, sin embargo, lo que aparentemente podría ser una buena noticia para Clinton, sería más bien un motivo de preocupación. Y es que la demócrata tiene entre los hispanos, una intención de voto menor al voto real que obtuvo Obama en el año 2012.

El cofundador de Linkedin ofrece 5 millones dólares a Trump, si difunde su declaración fiscal

¿Qué tiene que esconder Donald Trump en su declaración de impuestos? Esta es la pregunta que muchos se siguen haciendo en EE.UU. después de que la transparencia fiscal del neoyorquino, siga brillando por su ausencia en la campaña. No hay rastro de tan siquiera una tentativa, por ello, los retos para tratar de arrinconar al magnate continúan. El último en hacerlo ha sido uno de los pesos pesados de Silicon Valley. Se llama Reid Hoffman, es el cofundador de Linkedin y ofrece cinco millones de dólares por la declaración fiscal del republicano. Es más, para que el magnate considere la oferta, Hoffman se compromete a destinar el dinero a los veteranos de guerra, grupo del que Trump presume constantemente. «Nunca les defraudaré», prometía el magnate, el pasado viernes.

La oferta del ejecutivo de la red social parte del apoyo a Pete Kiernan, un exmarine de 26 años que está recaudando fondos para dichas organizaciones. El reto de Hoffman tiene de plazo hasta el próximo 19 de octubre, día del último debate presidencial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Obama, al rescate de Hillary Clinton