El sirio que atentó en Ansbach tenía en el albergue material para bombas

patricia baelo BERLÍN / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

El Estado Islámico afirma que actuó en respuesta a los ataques que sufre en Irak y Siria

26 jul 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Tras París, Bruselas y Niza, el Estado Islámico (EI) tiene a la locomotora europea en el punto de mira. El grupo terrorista se sumó ayer un nuevo tanto, al reivindicar el tercer ataque registrado en el sur de Alemania en apenas una semana. «El autor de la operación de martirio en Ansbach es uno de los soldados del EI» y actuó «en respuesta a los llamamientos a atacar a los países de la coalición que lucha contra el EI en Irak y en Siria», aseguraba la agencia Amaq, vinculada a la milicia yihadista, en un comunicado difundido a través de las redes sociales. Poco después la Fiscalía General, encargada de los actos terroristas, confirmaba esa hipótesis y asumía la investigación del caso.

También lo hizo el ministro de Interior de Baviera, Joachim Herrmann, al informar que en el teléfono móvil del suicida de Ansbach, una tranquila localidad de 40.000 habitantes situada a 40 kilómetros de Nuremberg, se halló un mensaje de vídeo en el que el agresor anunciaba en árabe un acto de venganza contra los alemanes en nombre de Alá. En dicha grabación, el refugiado sirio de 27 años que hizo detonar un artefacto explosivo el domingo por la noche durante un festival de música, acabando con su vida y dejando heridas a 15 personas, también juraba lealtad al líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi.

La policía bávara explicó que en la habitación del albergue en la que vivía el solicitante de asilo se han encontrado materiales para fabricar explosivos, tales como un bidón de gasolina, ácido clorhídrico, pilas, alambres y guijarros. El hombre, que disponía de hasta seis perfiles en Facebook, contaba con un ordenador con imágenes violentas relacionadas con el grupo yihadista, dos teléfonos móviles, varias tarjetas SIM y «un fajo de billetes de 50 euros». Aún queda por esclarecer si realizó alguna llamada desde su móvil antes de perpetrar el ataque con el que, por lo que parece, pretendía suicidarse llevándose a algunas personas con él.