Los venezolanos en huelga de hambre ascienden ya a 90

Detenido un concejal que se sumó ayer a la protesta, mientras que Ceballos es acercado a Caracas después de levantar el ayuno


caracas / corresponsal

Pocas horas después de que el preso político venezolano Daniel Ceballos finalizara la huelga de hambre que sostuvo durante 20 días, un concejal caraqueño que inició su ayuno junto con otros seis dirigentes políticos fue arrestado, llevado a una base militar y hasta ahora se desconoce qué delitos se le imputarán.

Edmundo Rada, conocido como Pipo y edil del municipio de Sucre, uno de los cinco que componen Caracas, fue sacado por la fuerza de las proximidades de la sede del Consejo Nacional Electoral, donde había acampado. Su abogado, Rafael Veloz (defensor de varios de los 78 presos políticos) señaló que se desconoce, incluso, si será juzgado por un tribunal militar.·«La justicia revolucionaria no se orienta a los canales constitucionales», señaló.

Mientras tanto, los otros seis dirigentes políticos se mantienen en huelga de hambre exigiendo que el CNE convoque a las elecciones parlamentarias programadas para este año.

Patricia Gutiérrez, esposa de Ceballos y alcaldesa de San Cristóbal (Táchira, a 800 kilómetros de Caracas), consideró que el ayuno del preso político «y de otros 90 venezolanos [?] rindió frutos, pues tanto la Organización de Estados Americanos como Unasur y la UE señalaron su disposición a observar las elecciones venezolanas». La dirigente señaló que su esposo decidió abandonar su ayuno tras recibir la visita de Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal, y a continuación fue trasladado desde una cárcel para presos comunes a las instalaciones del Servicio de Inteligencia Bolivariana (Sebin) en Caracas. Gutiérrez solicitó el arresto domiciliario para su marido para que reciba la «debida atención médica».

«Habrá elecciones»

Desde Bruselas, donde participó en la Cumbre UE-Celac, el vicepresidente venezolano, Jorge Arreaza, aseguró que «este año habrá elecciones» y calificó de «manipulaciones de la ultraderecha» las protestas para exigir que se convoquen. Carlos Vecchio, el hombre que asumió el liderazgo de Voluntad Popular, el partido fundado por Leopoldo López, afirmó que no convocar las elecciones parlamentarias este año equivaldría a un golpe de Estado. Vecchio, tras agradecer a Felipe González que evitara la confrontación con las autoridades venezolanas, afirmó que gran parte de la oposición teme que no se convoquen, ante la expectativa de que el chavismo las pierda por primera vez en 16 años, como pronostican los sondeos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Los venezolanos en huelga de hambre ascienden ya a 90