Hayat Boumeddiene: El rápido paso del bikini al niqab

La esposa de Amedy Coulibaly es la mujer más buscada de Francia, aunque algunos la sitúan en Siria

La yihadista que practicaba tiro con ballesta La Policía busca a Hayat Boumedienne, la esposa del terrorista que atacó el supermercado judío en París

redacción / la voz

La mujer más buscada de Francia, Hayat Boumeddiene, la esposa de Amedy Coulibaly, el asesino de un policía en Montrouge el jueves y del secuestro en la tienda judía en Vincennes, está probablemente ya en Siria. Una fuente policial citada por Le Figaro asegura que voló el 2 de enero de Madrid a Estambul. Y que el pasado jueves atravesó a Siria. Otras fuentes aseguran que el jueves fue vista con su marido en París y le atribuyen «un papel logístico» en los atentados. E incluso algún medio afirma que el 2 de enero fue a Siria desde Turquía pero que habría regresado a este país el pasado jueves.

Hayat nació hace 26 años en Villiers-sur-Marne. Cuando tenía 8 años le murió su madre y, junto con algunos de sus seis hermanos, pasó a depender de los servicios sociales y perdió el contacto con su progenitor. En el 2009 se casó en un acto religioso con Amedy, aunque la unión no consta en el registro civil. Y pasó de una adolescencia turbulenta a ser una esposa devota que se oculta bajo el niqab, lo que le obligó a dejar su trabajo de cajera.

La policía sabe que el año pasado habló por teléfono con la mujer de Chérif Kouachi, el pequeño de los hermanos del asalto al Charlie Hebdo, en 500 ocasiones. La esposa de este, la marroquí Izzana Hamyd, detenida el miércoles, quedó ayer en libertad junto a otras cuatro personas. Hayat también fue seguida por las fuerzas de seguridad francesas. Al menos en dos ocasiones acudió con Coulibaly a visitar al terrorista Beghal, en Murat (sur de Francia), donde este vive bajo vigilancia tras ser condenado en el 2005 por intentar atentar contra la Embajada de EE.UU. en París. Beghal era frecuentado también por los Kouachi. De esas citas hay fotos en las que Hayat se entrena con una ballesta. Pero también las hay en bikini en Malasia y en la República Dominicana, en el 2008 y 2009.

Interrogada en el 2010 por la policía, se quejó de que Amedy, de origen maliense, no era muy religioso, que le gustaba demasiado divertirse, e incluso dijo que ella no asistió a su boda porque «en el islam la mujer no está obligada a estar presente» y que proyectaba viajar a un país árabe para «perfeccionar» esa lengua. Hace año y medio, antes de viajar a la Meca, retomó el contacto con su padre. Fue este quien recogió a la pareja a su regreso en el aeropuerto. Desde entonces, Mohamed Boumeddiene no sabe nada de ellos. El viernes, se presentó «muy afectado» en una comisaría.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Hayat Boumeddiene: El rápido paso del bikini al niqab