Juncker pide que cesen «los chantajes» en la UE

El ganador de las elecciones europeas sale al paso de las presiones de Cameron y Hollande contra su nominación como jefe de la Comisión


El ganador de las elecciones europeas, el ex primer ministro luxemburgués y candidato conservador Jean-Claude Juncker, ha puesto las cosas en su sitio tras una semana de debates, discusiones y, sobre todo, presiones por parte de algunos países, sobre su nominación formal como nuevo presidente de la Comisión de la UE. «Europa no debe dejarse chantajear», afirmaba en el dominical alemán Bild am Sonntag a la vez que hacía un llamamiento a los jefes de Estado y gobierno de la Unión a cumplir con el compromiso dado a los electores de nombrar al frente de la UE al cabeza de lista del grupo más votado en la cámara de Estrasburgo.

El mismo rotativo revelaba que Juncker no se ha enfrentado la semana pasada únicamente a la oposición del primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron, sino a los de Suecia, Hungría y Holanda, países todos ellos en los que los partidos euroescépticos tuvieron buenos resultados.

Der Spiegel revela a su vez que el presidente francés, Francois Hollande, también se opuso a Juncker en la cumbre del martes en Bruselas y exigió incluso que el nuevo presidente de la Comisión Europea fuera un compatriota suyo, el antiguo ministro de Finanzas galo Pierre Moscovici. Desbordado por el claro triunfo del Frente Nacional, Hollande exigió señales de sus colegas para Francia e incluso un amplio programa de inversiones para su país, que se está viendo inmerso en una crisis económica de dimensiones cada vez más preocupantes.

Fuera de la UE La revista asegura en su último número que la propia canciller alemana, Angela Merkel, cedió a las presiones de Cameron, quien advirtió de que su país podría llegar a abandonar la Unión Europea si al frente de ella se situaba alguien que defiende la cesión de mayores competencias nacionales a Bruselas y Estrasburgo como es el caso del político luxemburgués.

Aunque ya el viernes pasado Merkel volvía a defender la candidatura de Juncker a presiones de sus propios correligionarios de la Unión de cristianodemócratas y socialcristianos bávaros y de los socialdemócratas, sus socios en la gran coalición que gobierna Alemania. Pero también por la defensa de Juncker hecha por otros líderes europeos, entre ellos el canciller federal austríaco, Werner Faymann. «Si no se puede convencer a los escépticos, habrá que imponer a Juncker con una mayoría cualificada», afirma Faymann en declaraciones recogidas por Der Spiegel.

Mientras tanto, el interesado se muestra cada vez más seguro de que acabarán eliminándose las últimas reticencias. «En el Consejo Europeo me apoya una amplia mayoría de jefes de Estado y gobierno cristianodemócratas y socialistas. Ahora se trata de subir también a bordo al resto de los jefes de gobierno», afirma Juncker en el dominical Bild am Sonntag.

Se muestra «seguro de que a mediados de julio seré elegido como próximo presidente de la Comisión». En todo caso, Jean-Claude Juncker cuenta de antemano con el apoyo del pueblo alemán. Una encuesta del instituto demoscópico Emnid destaca que el 43% de los alemanes le quiere al frente de la Comisión Europea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Juncker pide que cesen «los chantajes» en la UE