Ponen en libertad a un «hacker» en EE. UU. tras cooperar para evitar otros ataques

Al pirata informático, acusado de ciberataques contra el Gobierno y grandes empresas, se le había impuesto una pena leve de siete meses de cárcel y 1.200 dólares de multa


Nueva York

Un pirata informático estadounidense acusado de ciberataques contra el Gobierno y grandes empresas, que cooperó con las autoridades para evitar otros, quedó hoy en libertad vigilada después de que una juez federal le impusiera una pena leve atendiendo a una recomendación de la Fiscalía.

Héctor Xavier Monsegur fue condenado hoy a siete meses de cárcel y 1.200 dólares de multa por un tribunal federal y quedó en libertad tras haber cumplido la pena mientras esperaba la sentencia, anunció la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

Monsegur fue detenido en 2011 por liderar «LulzSec», un grupo de ciberpiratas vinculado a «Anonymous», responsable de ataques contra centros informáticos del Gobierno de EE. UU. y empresas como Visa, MasterCard o PayPal porque no procesaban donaciones a Wikileaks.

Inmediatamente después de su detención, empezó a cooperar con las autoridades y ayudó a «detener o mitigar» 300 ciberataques, entre ellos a las páginas web del Ejército, el Congreso, los tribunales federales y la NASA, así como contra varias compañías privadas.

El pirata neoyorquino, convertido en informante del FBI, ayudó también a desmantelar «Anonymous» y a detener al cibercriminal más buscado, Jeremy Hammond, condenado a diez años de cárcel, así como a otros siete piratas.

La cooperación de Monsegur ha sido «realmente extraordinaria», señaló hoy la juez federal Preska al leer la sentencia, en la que recuerda que el condenado eligió cooperar con las autoridades «inmediatamente» después de su detención.

Este fin de semana, el diario The New York Times adelantó que la Fiscalía había pedido a la juez que impusiera una pena leve, y recordar que el acusado fue «repetidas veces amenazado y acosado en la calle, una vez que se hizo público» que cooperaba con las autoridades.

Por ese motivo, Monsegur fue trasladado junto a su familia a un lugar secreto por motivos de seguridad, según la Fiscalía, que añadió que el antiguo piratas dio información sobre los puntos vulnerables de algunas infraestructuras clave para el país.

Monsegur, nacido en 1983, empezó a finales de los años noventa su relación con los delitos informáticos, casi todos vinculados a acciones contra el Gobierno con el seudónimo de «Sabu».

Tras declararse culpable pasó siete meses en la cárcel y salió bajo fianza en diciembre a la espera de la sentencia, según la Fiscalía, que destacó que diariamente proporcionaba información en tiempo real para evitar nuevos cibertaques.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Ponen en libertad a un «hacker» en EE. UU. tras cooperar para evitar otros ataques