La UE acuerda más cooperación militar, pero sin defensa común

Redacción / La Voz

INTERNACIONAL

Retrasa a junio del año que viene el debate de la política migratoria

20 dic 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Con razón advertía ayer la prensa francesa que el gran éxito de llevar la política de defensa europea a una cumbre de la UE no consistía en los acuerdos que cabría esperar, sino en el hecho de que volviera a la agenda de presidentes y primeros ministros. Los jefes de la UE hablaron del asunto por primera vez desde el 2008 y, como era de esperar, se limitaron a cubrir el expediente. Prometieron reforzar la cooperación en materia militar, sobre todo para desarrollar capacidades de las que carecen, como los drones, pero volvieron a chocar a la hora de avanzar hacia una verdadera defensa común.

El primer ministro británico, David Cameron, no tardó en señalar los límites del debate. Llegó a la cumbre con la advertencia de que vetaría cualquier intento de crear capacidades militares europeas o un ejército comunitario. «Tiene sentido que las naciones cooperen en materia de defensa, pero no es apropiado que la UE tenga capacidades, ejércitos, fuerzas aéreas y demás», señaló.

El otro intento de avanzar, protagonizado por Francia, se topó con Angela Merkel. La canciller defraudó las expectativas francesas de crear un fondo europeo permanente para financiar operaciones como la que el Gobierno de Hollande desplegó en Mali hace unos meses y mantiene ahora en la República Centroafricana. Fuentes diplomáticas citadas por DPA explicaron que muchos Estados comunitarios estarían dispuestos a participar económicamente en misiones militares conjuntas de la UE, pero no en las intervenciones unilaterales en las que se embarca París. Francia, por cierto, anunció ayer que desplegará sus primeros drones de fabricación estadounidense en África Occidental a final de año, en un intento por «eliminar todo rastro de Al Qaida».