Giusi Nicolini: «El mar está lleno de muertos»

M. Signo ROMA / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

La alcaldesa dice que lo que pasa en Lampedusa es un continuo horror

04 oct 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

«El mar está lleno de muertos. Es un horror, no dejan de sacar cadáveres».

La alcaldesa de Lampedusa, Giusi Nicolini, es una mujer bregada, que está acostumbrada a los naufragios que han convertido las costas de la isla en un cementerio marino de inmigrantes. Pero ayer no soportó la dimensión de la tragedia y echó a llorar en cuanto le preguntaron. «No sabemos dónde meter ni a los vivos, ni a los muertos», se lamentó, recalcando de este modo también la situación escandalosa por lo dramática que se vive en el centro de acogida de la isla.

Esas instalaciones dan cobijo en estos momentos a 1.350 personas, a pesar de que su capacidad está pensada para unas 300. Y eso que muchos inmigrantes son derivados hacia la península después de vivir unos días confinados allí. Pero es que todo alivio que se le proponga es poco. Y Nicolini no lo soportó: «¡Basta! ¿A qué estamos esperando? Lo que está pasando en Lampedusa es un horror continuo». Indignada, le dirigió un telegrama al primer ministro Enrico Letta. «Venga a contar los muertos conmigo».

Más que consternado por la situación estaba también el médico Pietro Bartolo. «Nunca vi algo semejante en la gran cantidad de años que llevo trabajando aquí», dijo. Y es que ya poco o nada puede hacer por muchos. Sus vidas, llenas de esperanza por llegar a un mundo de posibilidades, se han ido y, consciente de ello, aflora la realidad que le rodea y espeta: «Desgraciadamente no necesitamos más ambulancias, sino ataúdes».