«Nadie ha dormido en la aldea, estamos todos muy felices»

N. m. Deir Yerir / efe

INTERNACIONAL

14 ago 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Neemi Mansur aguarda con enorme excitación la liberación de su hijo Ismat, encarcelado hace dos décadas por Israel. «Gracias a Alá por las negociaciones de paz con Israel, gracias a Alá», no deja de repetir esta mujer en su vivienda de la aldea de Deir Yerir, próxima a las localidades de Taibeh y Ramala, en Cisjordania, que no da crédito aún a que el nombre de Ismat figure en el listado de 26 presos palestinos que Israel dejará en libertad.

Ismat Abdel Jafiz Mansur Omar, según figura en el listado dado a conocer el lunes por el Servicio de Prisiones de Israel (SPI), tenía 16 años en el momento de su detención, y según explica su madre fue arrestado por participar «actividades de resistencia». Israel le condenó por colaboración en el asesinato de un israelí, Haim Mizrají, se encuentra detenido desde octubre de 1993 y su pena iba a cumplirse dentro de dos años.

Su progenitora no hace más que congratularse por la buena nueva de su inminente excarcelación, y aunque le restaran solo dos años, insiste en que es una «bendición de Alá» que pueda aprovecharlos para recuperar su vida.

«Nadie ha dormido esta noche en la aldea, estamos todos muy felices desde el día que conocimos que Ismat saldría de prisión», confía la madre del recluso.