Assange, el insurrecto

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

El activista australiano sigue evitando su extradición tres años después de su escándalo

19 jun 2013 . Actualizado a las 18:17 h.

El recluido y fundador de Wikileaks, Julian Assange, cumple hoy su primer año acogido en la embajada ecuatoriana de Londres. Desde allí, ha declarado que no abandonará su condición de protegido aunque Suecia retire la petición de su extradición.

En espera de la expedición de garantías por parte del gobierno británico que conformen el salvoconducto fuera de la frontera isleña, el ex-hacker deberá seguir acometiendo su trabajo como activista y director de Wikileaks de puertas adentro a la embajada.

Tras haberse dado a conocer hace ya casi 3 años (julio del 2010) con la filtración de más de 90.000 documentos militares sobre la guerra de Afganistán, la vida del ex-hacker no dejó de estar protagonizada por diferentes problemas con la ley y fuerzas gubernamentales.