La fortuna de los Chávez Frías

El presidente venezolano fallecido deja a toda su familia bien colocada


Redacción / la voz

Hugo Chávez, el líder carismático que inventó el socialismo del siglo XXI y que despotricaba a diario contra las injusticias sociales del sistema capitalista, fue el paradigma del nepotismo y del reparto riqueza para los suyos, a los que sacó de la pobreza y dejó con una revolucionaria fortuna. Una fortuna que fue creciendo a medida que se afianzaba en el poder a partir de 1999. Ya hace años que se la conoce como la familia real de Barinas, su estado natal, donde lo único que abunda en exceso es la pobreza y el calor.

Sus padres, Hugo de los Reyes y Elena, llegaron allí a mediados de los años sesenta, cuando presidía Venezuela Raúl Leoni (1964-69). Como maestros ocuparon una modesta vivienda de piso de tierra, en la que el matrimonio trajo al mundo siete hijos. A pesar de que uno de ellos -Enzo- falleció pronto, los ingresos de los docentes no daban para alimentar tantas bocas y tuvieron que mandar a los dos mayores -Adán y Hugo- a casa de la abuela Rosa Inés, que fue la que los crio.

Gobernador de Barinas

Desde el mismo año en que Hugo Rafael Chávez llegó a la presidencia de Venezuela y su padre salió elegido gobernador de Barinas, la fortuna no dejó de sonreír a la familia. Según distintas fuentes, en los últimos catorce años han acumulado más de 45.000 hectáreas en distintas fincas. La más conocida es La Chavera, que cuenta con protección militar las 24 horas del día, ya que allí tiene fijada la residencia la familia desde que Hugo de la Reyes abandonó su residencia oficial de gobernador del estado, cargo que después de tres mandatos consecutivos heredó su hijo Adán.

Mientras su marido se ocupaba de la Gobernación, Elena Frías asumía la presidencia de la Fundación del Niño, en la que gestiona presupuestos millonarios que se nutren del erario público. Cuando se comparan sus fotos antes y después de la llegada de la familia al poder, los cambios que se observan en su look y en el valor de las prendas, adornos y complementos que lleva puestos son ostentosos.

Los otros hijos del matrimonio Chávez Frías también tienen que estarles agradecidos al hermano muerto. El profesor de Matemáticas Adán Coromoto, el ideólogo de la familia, fue embajador en La Habana y presidente del Instituto de Tierras, el órgano promotor de las expropiaciones que proliferaron en los últimos 14 años, hasta conseguir acabar con buena parte de la producción agropecuaria del país. También estuvo al frente del Ministerio de Educación y relevó a su padre en la gobernación de Barinas.

Sus otros cuatro hermanos ocupan o han ocupado cargos relevantes en la administración de Barinas. El primero fue el secretario y gobernador de facto durante el mandado de Hugo Reyes. Aníbal, alcalde de Sabaneta, el pueblo natal de Chávez, Narciso, coordinador regional del convenio Cuba-Venezuela y Adelis, el menor, pasó de cajero a vicepresidente general del Banco Sofitasa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
37 votos

La fortuna de los Chávez Frías