España se suma a la misión en Mali, por «interés nacional»

Cede su espacio aéreo, además de aportar un Hércules y 50 militares


Redacción / La Voz

El Gobierno de Mariano Rajoy se sumó ayer a la operación francesa en Mali contra los yihadistas al acordar ceder el espacio aéreo nacional a aviones de la UE y la OTAN implicados en las operaciones militares, además de contribuir con un avión de transporte Hércules y aportar entre 40 y 50 instructores para adiestrar al Ejército maliense. Una vez más, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, descartó desplegar tropas de combate en el país africano.

Hasta ahora ya se permitía el sobrevuelo de los aviones franceses en ruta hacia Mali. No obstante, los que transporten armas deberán sobrevolar el espacio aéreo marítimo español más allá de las 12 millas de seguridad de la costa.

Morenés argumentó para esas decisiones que la región está muy cerca de España y por ello es «de interés nacional», además de un conflicto «muy importante» para la seguridad mundial. «España tiene la obligación de participar en Mali» y «estar con sus aliados», dijo ante la prensa, al detallar las medidas del Consejo de Ministros, que responden a las peticiones de París y el apoyo de la UE a la intervención en el norte de Mali.

Niega las quejas de París

El ministro negó que el Gobierno de Hollande se haya quejado de la escasa contribución española a la misión francesa en Mali, en un área que también es estratégica para sus intereses nacionales.

Morenés aseguró que su homólogo francés, Jean Yves le Drian, le ha agradecido desde el primer momento el apoyo político de España a la intervención militar en Mali. Consideró que el despliegue español cumple con las expectativas de colaboración francesas. Los socialistas están de acuerdo en el respaldo a Francia, pero critican la «preocupante tardanza» de Rajoy.

El avión de transporte Hércules C-130 español se dedicará a trasladar a soldados de otros países africanos hasta Bamako, para que se unan a las tropas francesas en la lucha contra los grupos islamistas.

Rusia promete ayuda militar

Rusia ha prometido ayuda militar a Francia en su intervención en Malí, según la web del diario Le Figaro. Rompiendo con su prudencia habitual y su política de «no injerencia» en conflictos como el de Siria, Moscú está dispuesto a poner a disposición de París en los próximos días un avión Antonov 124, dispuesto a transportar armas, y los militares del destacamento aéreo 224e.

Al contrario que en el conflicto sirio, Rusia dio luz verde a la intervención en el Consejo de Seguridad de la ONU. Según recoge el diario de una fuente diplomática, Rusia esconde intereses estratégicos en un país aliado durante la guerra fría. Empresas rusas con intereses en gas y uranio temen una desestabilización de la región del Sahel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

España se suma a la misión en Mali, por «interés nacional»