Occidente quiere evitar el caos y busca una rápida transición


Las capitales occidentales comenzaron a preparar la era pos- Gadafi sin esperar la caída de Trípoli, con varias metas en mente: evitar el caos con vendettas entre vencedores y vencidos y lograr una rápida transición democrática pacífica.

Barack Obama expresó su inquietud al llamar al CNT a «demostrar el liderazgo necesario para conducir al país hacia una transición que respete los derechos del pueblo libio». Las declaraciones de Obama se produjeron mientras las potencias internacionales se coordinan para fijar los próximos pasos a dar. En ese contexto, el Grupo de Contacto para Libia se reunirá este jueves en Estambul .

El Gobierno español pidió adoptar en la ONU «lo antes posible, una nueva resolución que tenga en cuenta» la era pos-Gadafi, anunciaron ayer las ministras de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, y la de Defensa, Carme Chacón.

Mientras Rusia instó a no interferir en los asuntos internos libios, China solo apuntó que respeta la decisión del pueblo libio. La única voz discrepante fue la de Hugo Chávez, estrecho aliado de Gadafi, que acusó a los aliados de estar demoliendo Trípoli «con sus bombas».

Occidente promete que ayudará al país norteafricano en la reconstrucción. A ello podría contribuir el desbloqueo de la fortuna millonaria de Gadafi en el extranjero. El precio del petróleo bajó ayer ante la perspectiva de que se reanude la producción en Libia. El ministro italiano Franco Frattini ya adelantó que los técnicos de la petrolera Eni trabajan para reactivar las instalaciones de petróleo y gas en Libia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Occidente quiere evitar el caos y busca una rápida transición