Trinidad Jiménez considera aceptable la propuesta de la Comisión Europea

efe

La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, valoró ayer como aceptable la propuesta de la Comisión Europea de estudiar la posibilidad de reintroducir controles fronterizos por causas excepcionales, al entender que no supone una reforma del Tratado de Schengen de libre circulación de personas.

Jiménez recordó que el tratado ya incluye salvedades que permiten volver a poner controles en las fronteras cuando concurren circunstancias como las que podrían haber denunciado Francia e Italia ante la oleada de inmigrantes procedentes del norte de África.

La ministra hizo estas declaraciones al término de su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso. Según Jiménez, el proyecto de la Comisión «no es exactamente una reforma» del Tratado de Schengen, por lo que no vería objeciones a priori para que se estudie.

La titular de Exteriores insistió en que España sigue respaldando este tratado, al que se adhirió en 1991 y que entró en vigor en 1995, al haber supuesto un avance para Europa.

Añadió que se tiene que evaluar si las quejas de Francia e Italia justifican la adopción de esas medidas excepcionales.

«No podemos dar marcha atrás en la conquista de las libertades y de la libre circulación», concluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Trinidad Jiménez considera aceptable la propuesta de la Comisión Europea