Último adiós a Néstor Kirchner

La presidenta Cristina Fernández aparece en público por primera vez tras la muerte de su marido, acompañada por sus hijos Máximo y Florencia.


La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha encabezado hoy acongojada al funeral de su esposo y antecesor, Néstor Kirchner (2003-2007), en la Casa Rosada en Buenos Aires, acompañada por sus hijos Máximo y Florencia y los miles de ciudadanos que se acercaron a dar su último adiós.

Vestida de negro y con grandes gafas oscuras, la jefa de Estado se acercó sin pronunciar palabras al féretro cerrado y desde allí agradeció con gestos y llevándose la mano al corazón las innumerables muestras de afecto de la gente desfiló por la capilla ardiente en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos de la sede gubernamental.

Su hija, quien llegó pocas horas antes de Estados Unidos, se quedó a su lado y la abrazó emocionada cuando un hombre gritó: «Viva Cristina, viva Néstor». «Fuerza Cristina», exclamó otra persona.

Luego recibió el sentido pésame de las titulares de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y el jefe de la central obrera oficialista CGT Hugo Moyano, entre otros.

En el salón también estuvieron presentes la madre de la mandataria, la hermana del ex presidente, la ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner, ministros de gobierno, gobernadores y altos funcionarios.

Varios presidentes sudamericanos viajaron a Buenos Aires especialmente para darle el último adiós a Kirchner, secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Los mandatarios de Bolivia, Evo Morales; Ecuador, Rafael Correa; Uruguay, José Mujica, y Chile, Sebastián Piñera, arribaron en la mañana y convocaron a rendirle homenaje al ex presidente argentino forjando la unidad latinoamericana.

En las próximas horas también arribarán los jefes de Estado de Venezuela, Hugo Chávez; Colombia, Juan Manuel Santos; Paraguay, Fernando Lugo; y Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva.

Fernández de Kirchner llegó a la sede gubernamental en helicóptero. Arribó esta madrugada a Buenos Aires tras acompañar el traslado de los restos del ex presidente desde El Calafate, la villa turística de la austral provincia de Santa Cruz donde ocurrió el deceso.

Su presencia en las exequias fue su primera aparición pública tras el fallecimiento de Kirchner este miércoles a los 60 años, a causa de un paro cardiorrespiratorio.

Una multitud permaneció en vigilia desde el miércoles en la histórica Plaza de Mayo para dar su último adiós al dirigente peronista.

Envueltas en banderas argentinas, con lágrimas en los ojos, sollozos y gritos de aliento para el gobierno y la jefa de Estado, miles de personas visitaron la capilla ardiente.

«Viva Néstor, viva Néstor», gritó una mujer entre lágrimas y con su mano extendida con el signo de la «V» de victoria, tradicional símbolo peronista, desatando un sentido aplauso de todos los presentes.

«Venimos a darle el último adiós a un gran argentino, un gran presidente, un gran peronista», expresó el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli.

El jefe del Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró estar «desconsolado». El jefe de los ministros fue uno de los pocos funcionarios que acompañó a la presidenta tras la muerte en la mañana del miércoles de Kirchner en El Calafate, donde la familia posee su residencia privada.

Sus restos mortales regresarán el sábado a Santa Cruz. Recibirán sepultura en el cementerio de Río Gallegos, la ciudad donde Kirchner nació el 25 de febrero de 1950.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Último adiós a Néstor Kirchner