Discrepancias sobre los Balcanes


Las conversaciones mantenidas ayer en el Kremlin por los presidentes de Rusia y Francia no se ciñeron exclusivamente al escudo antimisiles norteamericano. En otra cuestión de candente actualidad internacional, Putin y Chirac se mostraron «casi coincidentes» en relación con la situación en los Balcanes y discreparon sobre la extradición a La Haya del ex-presidente yugoslavo Slobodan Milosevic, según manifestó el presidente ruso.Chirac subrayó que se sentía «orgulloso del triunfo del derecho sobre la arbitrariedad, de la democracia sobre la tiranía», mientras Putin denunció que la entrega de Milosevic al Tribunal Penal Internacional «ha desestabilizado» a Yugoslavia. «La maldad hay que castigarla, es cierto, pero ¿cómo?», preguntó Putin, quien se contestó a sí mismo: «No se puede actuar como un elefante en una cacharrería, hay que hacerlo con cuidado».En su primera intervención pública sobre el proceso de la justicia internacional contra el depuesto dictador yugoslavo desde que se consumó el envío de Milosevic al Tribunal Internacional de La Haya, el presidente ruso dudó de que la extradición tenga alguna utilidad para «la democracia, la estabilidad y el desarrollo» de Yugoslavia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Discrepancias sobre los Balcanes