El iPhone 5c, igual de caro que el iPhone 5 pero con cuerpo de plástico

andrés losada REDACCIÓN / LA VOZ

INFORMACIÓN

STEPHEN LAM

Apple presentó este martes además un segundo teléfono, el iPhone 5s, que incorpora un lector de huellas digitales y un procesador más rápido

11 sep 2013 . Actualizado a las 19:40 h.

¿Un iPhone de plástico? Steve Jobs se estará revolviendo en su tumba, pensarán algunos. Y sin embargo, ese es el camino que ha elegido Apple para hacer frente al tsunami de smartphones procedentes del sudeste asiático que ha inundado el mercado. El nuevo iPhone 5c toma como punto de partida el móvil estrella de la compañía de la manzana, con pantalla Retina de 4 pulgadas, procesador A6 y cámara trasera de 8 megapíxeles, además de conectividad LTE y una nueva cámara frontal FaceTime HD para videoconferencia.

El cuerpo del iPhone 5c está fabricado en una pieza de policarbonato endurecido, con un marco reforzado de acero que sujeta los componentes internos y hace las veces de antena multibanda. La carcasa -en cinco colores: azul, verde, rosa, amarillo y blanco- es una estructura continua, lisa y brillante, que se puede combinar con unas fundas con forro de microfibra, suaves, en tonos mate y con patrones circulares.

Apple también ha renovado su modelo más avanzado, que ahora se llama iPhone 5s e incluye un nuevo chip A7 «con la misma arquitectura de 64 bits que un ordenador». El rendimiento gráfico y de la CPU se multiplica hasta por dos, lo que permite hacer todo más rápido: desde abrir aplicaciones a editar fotos o jugar a los videojuegos con gráficos potentes.