Un Celta abonado a los malos inicios

LA VOZ VIGO

GRADA DE RÍO

LOF

Los puntos actuales están en la línea de los últimos arranques tras diez fechas

22 oct 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El Celta ha sumado diez puntos en otras tantas jornadas en este primer tramo de curso. Otro inicio discreto tras un verano ilusionante. La historia se repite para un equipo vigués que, desde la temporada de la clasificación para Europa, y aunque con años mejores que otros, siempre ha tenido arranques que han generado momentos de preocupación. Incluso con el propio Eduardo Coudet la campaña pasada y tras haberse convertido en un héroe como relevo de Óscar García Junyent en la anterior.

Los diez puntos que suma el cuadro celeste son exactamente los mismos que llevaba el conjunto del Chacho hace un año. El técnico repitió en multitud de ocasiones que aquel mal arranque fue un lastre que acusaron durante toda la temporada. Aunque este curso la primera victoria no tardó tanto en llegar y la distribución de los puntos a lo largo de esta decena de encuentros fue diferente, ahora están en el mismo punto.

Curiosamente, en el curso 2021/2022 también encadenaron dos victorias con portería a cero, en aquel caso, en las jornadas 6 y 7 frente a Levante y Granada. Del mismo modo, sufrieron tres derrotas seguidas, entre las jornadas 3 y 5 frente a Athletic, Real Madrid y Cádiz. Estos dos últimos y el Atlético son los rivales a los que se han medido en las primeras diez jornadas en ambas ocasiones: hace un año no sumaron y este curso lo hicieron ante los gaditanos.

En lo que se refiere a los goles, la situación era parecida, pero llevaban uno a favor más que ahora, cuando suman once. La cifra de tantos en contra es la peor desde hace seis años, cuando llevaban los mismos 20 a estas alturas en la última campaña de Eduardo Berizzo. Entonces sumaban, no obstante, cuatro puntos más pese a estar compaginando el torneo doméstico con la Europa League —más adelante, también con la Copa, ya que alcanzaron las semifinales de ambas competiciones—. Y marchaban novenos.

Bailes de entrenadores

El peor registro de puntos en este momento del torneo corresponde a la 2020/2021. Ya antes de llegar a la jornada 10, en concreto tras nueve duelos, se destituía a Óscar García Junyent para apostar precisamente por el Chacho. El catalán había logrado siete puntos y entre sus nueve partidos y el Sevilla-Celta (4-2) con el que debutó Coudet —aunque en la grada—, no pasaron de los ocho goles a favor y la cifra de encajados ascendía ya a 19. La situación clasificatoria, eso sí, era límite: colistas.

El año anterior, en el que también hubo relevo de entrenador en el mes de noviembre, habían conseguido nueve puntos que les dejaban al borde del abismo, decimoséptimos. El tramo de las primeras diez jornadas lo completó Fran Escribá, que fue relevado a la duodécima. A estas alturas tenían en su casillero nueve puntos que habían logrado con solamente cinco goles a favor —el peor registro en este concepto— y doce en contra. Solo habían ganado dos partidos y empatado tres.

Aunque la temporada que se recuerda como más caótica fue la 2018/2019, la que comenzó Antonio Mohamed, con este se habían sumado trece puntos en las diez primeras citas disputadas (solo tres derrotas) y, llegados a este punto de la competición, el equipo vigués estaba en la décima plaza. Fue el año con más goles a favor de esta serie, 17 y el registro de encajados tampoco era de los peores (13).

La primera campaña tras el Toto, que fue la última con un mismo entrenador de principio a fin hasta la llegada de Coudet, el equipo había ganado tres encuentros, empatado dos y perdido cinco. Ocupaba la decimocuarta plaza con 19 goles a favor y 16 en contra. Sobre Juan Carlos Unzué nunca planteó la sombra de la destitución y mantuvo las opciones de clasificación europea hasta no muchas jornadas antes de la conclusión del campeonato.

Yendo más atrás en el tiempo, los diez puntos actuales coinciden con los de la temporada de la salvación del 4 %. En ese momento, el equipo que dirigía Paco Herrera estaba un puesto más abajo que actualmente.

Tapia: «No hay otra fórmula que trabajar y pasar página»

LA VOZ

Renato Tapia fue claro ayer al hablar de la unión del grupo de futbolistas del Celta y de la confianza que tienen en Eduardo Coudet. Del mismo modo, el centrocampista se sinceró sobre que no ha encontrado por el momento «la solidez» de otros momentos desde que llegó a Vigo, pero pone por delante lo colectivo y señala que se está «brindando al 100 %», del mismo modo que trabaja el bloque para «pasar página» tras la derrota de Valladolid.

 

La derrota de pucela

«Estamos golpeados y no hay más fórmula que trabajar»

Seguir leyendo