Esperando a Denis Suárez

El canterano hace carrera y trabajo individual en A Madroa cuando se cumplen dos meses de su lesión en el bíceps femoral padecida en el partido de Mallorca


vigo

Denis Suárez es el único jugador de campo del Celta que hace trabajo individual en la tercera semana de pretemporada. El de Salceda continúa recuperándose de su rotura de grado II en el bíceps femoral izquierdo padecida en el partido de liga del pasado 30 de junio en Son Moix ante el Mallorca. Un contratiempo que le privó de finalizar la temporada cuando había recuperado su mejor nivel y que por el momento no le permite realizar la pretemporada con normalidad. Ayer el club difundió unas imágenes en donde se podía ver al futbolista trotando sobre el campo.

El regreso a casa de Denis Suárez se convirtió en un año difícil a nivel personal por mor de las lesiones. El futbolista jugó desde finales de septiembre con un tobillo maltrecho, se perdió seis partidos y estuvo más de un mes al margen del equipo, además del tiempo de confinamiento. Esos dos largos meses de parón le posibilitaron acelerar la recuperación y tras la pandemia el centrocampista volvió con unos minutos ante el Villarreal, para una semana después firmar su mejor ciclo de partidos ante Alavés, Real Sociedad y Barcelona.

Pero todo se detuvo a los 28 minutos del infame encuentro de Mallorca cuando el jugador notó una molestia y tuvo que pedir el cambio. Se le diagnosticó una rotura grado II del bíceps femoral y se estimó en seis semanas el margen de recuperación, un plazo que por el momento se ha alargado a dos meses. El miércoles fue la principal ausencia ante el Oviedo y está por ver si podrá disputar minutos en la doble confrontación que el Celta tiene prevista para la próxima semana, con Lugo (confirmado por los lucenses) y a priori con el Sporting de Gijón.

Recuperar el tono físico

Denis debe recuperar ahora su mejor tono en el plano físico para afrontar del mejor modo una temporada que se antoja clave para él. El salcedense llegó a Vigo con la intención de redimirse de las últimas temporadas y exhibir su mejor nivel, pero tras un buen inicio las lesiones le cortaron las alas y la situación deportiva que vivió el equipo no le ayudó en absoluto.

Además, en la nueva temporada, Denis Suárez podría abandonar la banda, especialmente la izquierda, que fue su lugar más recurrente durante el pasado curso ante la falta de extremos, pero ahora con la llegada de Vadillo y de momento con la restitución de Emre Mor, el equipo ya tiene jugadores específicos para jugar por fuera y él podría colocarse en la media punta o en uno de los vértices del trivote, en una posición en donde puede expresar mucho mejor su fútbol y en donde le sería más fácil asociarse con Iago Aspas.

A día de hoy, si el Celta juega el primer partido el 12 de septiembre, al canterano le quedan algo menos de dos semanas para estar disponible para el entrenador, aunque todo indica que en función del desarrollo des su proceso de recuperación la norma es no forzar en absoluto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Esperando a Denis Suárez