La lesión de Rubén, que le puede apartar lo que queda de Liga, dio minutos a Iván

La Voz VIGO

GRADA DE RÍO

Xoán Carlos Gil

El mosense ya venía arrastrando molestias y Óscar apuntó a un problema en el recto

08 jul 2020 . Actualizado a las 10:01 h.

La noticia más preocupante que deja el partido es la lesión de Rubén Blanco, que obligó a entrar en escena a Iván Villar. El meta mosense, que ya había terminado renqueante otros partidos, pidió el cambio enseguida y a falta de diagnóstico, pinta a que podría no estar disponible para los tres partidos de temporada que restan. Óscar admitió que creían que tiene una lesión en el recto que probablemente no le permita volver a jugar este curso. El canterano, además, estaba al borde de la suspensión, pero finalmente no fue la quinta amarilla que no llegó a ver la que propició el cambio en portería.

Con los minutos que tuvo ayer, Iván Villar se reencontraba con la categoría más de tres años después de su debut. Había sido en mayo del 2017 cuando, sin ningún objetivo liguero en juego y con todo el pescado vendido, Eduardo Berizzo le había dado la alternativa en un partido frente al Alavés en Mendizorroza que había terminado con resultado de 3-1. A partir de ahí, no había vuelto a vestirse de corto en partido oficial con el primer equipo ni en competición doméstica ni tampoco en Copa, al tener por delante tanto a Rubén como a Sergio.

Al año siguiente de ese estreno en Primera, el club optó por una cesión al Levante que tampoco dio el resultado esperado, ya que estuvo lejos de encontrar los minutos de los que tampoco había dispuesto en Vigo. Tras esa experiencia fallida (no llegó ni a debutar), dio un paso atrás para volver al Celta B en el curso 2018/2019, firmando una actuación notable. Este curso, regresaba al primer equipo de nuevo con la idea de pelar por un puesto, pero una vez más tuvo por delante a Rubén y al ahora lesionado Sergio.