Una muesca en la historia del Celta


VIGO

El partido contra la Juventus en Balaídos es uno de los mejores recuerdos que tengo tanto de mi paso por el Celta como de mi etapa de futbolista. Son gestas que quedan en el memoria por el rival al que te enfrentas y por la manera en que se desarrollan, no solo ganando 4-0, sino remontando con ese resultado un 1-0 y dando la vuelta a la eliminatoria.

En todo momento tuvimos la esperanza de poder remontar, pero la forma de hacerlo y los jugadores que vestían en ese momento la camiseta de la Juventus lo convierten en aún más épico. Recuerdo aquel primer gol tan rápido y que enseguida se puso todo de cara. Soltamos la tensión acumulada en los días anteriores mientras soñábamos con darle la vuelta.

La gente estaba entusiasmada. Suponía eliminar a un grande y marcar una pequeña muesca en la historia del club. Nuestra afición lo reconoció de esa manera, era como ganar un mini título para nosotros. Te hace pensar que nada es imposible y casos como el nuestro ha habido más en el fútbol. Creo que partidos así son los que hacen que haya tantos aficionados al fútbol.

Por Sergio Fernández Exjugador del Celta

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una muesca en la historia del Celta