A base de fe, cayeron los goles


Vigo

Era la primera vez que el Celta se enfrentaba a la Juve, que era un grande de Europa con un equipazo tremendo. Pero el resultado de la ida, dentro de ser adverso, dejaba la eliminatoria abierta y nosotros teníamos fe. En esa temporada y la anterior, el equipo ya había demostrado de lo que era capaz en Europa. Se habían vivido muchas noches europeas especiales y estábamos concienciados para que esa también lo fuera.

Teníamos claro que había que dar el 100 % desde el primer momento y así llegó el gol de Makelele nada más empezar. Podíamos quedarnos ahí, pero fuimos a por más goles. Nos ayudó mucho el ambiente espectacular que había ese día en Balaídos, los partidos por la noche en esa época eran muy especiales, sonando la Rianxeira, y si eran de Europa, más aún.

Y así fueron cayendo los goles, recuerdo que uno por un error de Van der Sar. Porque enfrente, si analizas aquella plantilla, había futbolistas de talla mundial. En lo personal, pese a vivirlo en el banquillo, recuerdo disfrutarlo mucho y estar contento de formar parte de aquella plantilla.

Por Pablo Coira Exjugador del Celta

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

A base de fe, cayeron los goles