Sin gol no hay redención para el Celta

El conjunto vigués falla un carrusel de ocasiones y no pasa del empate en un partido transcendental ante el Eibar

El Celta mejoró sus prestaciones y creó suficientes ocasiones para ganar un partido marcado en rojo y engancharse a la vida, pero le condenó su falta de gol y terminó empatando con un Eibar que no hizo nada más que defenderse. Pione Sisto, Aspas, Rafinha, Santi Mina, Beltrán, Denis... la nómina de oportunidades diáfanas casi podía alcanzar a Rubén, pero este Celta que parecía seguro de gol hasta el verano pasado se ha convertido en un foco de alarmante sequía: 0-0. El resultado convierte la tarea de la salvación en un reto superlativo dado el escenario actual.

Fue el día de las ocasiones erradas. De los 18 disparos a puerta que reza la estadística, cinco fueron entre los tres palos y todos ellos ocasiones muy claras de gol.

El carrusel de fallos comenzó en el primer tiempo con cuatro ocasiones clarísimas pese a que no entró bien el cuadro de Óscar García al encuentro (Orellana cabeceó solo a las manos de Rubén en la primera llegada del Eibar), ni su juego fue lo suficientemente fluido y vertical, pero en esta ocasión encontró los caminos hacia el área rival. Beltrán y Santi Mina estuvieron al borde del gol con un disparo a quemarropa ante Dmitrovic del toledano y posterior rechace del vigués que fue bloqueado por un rival cuando ya se coloca.

Luego Iago Aspas se inventó una contra genial con llegada a la línea de fondo su rematador, el moañés no pudo conectar con claridad pisando el área pequeña un pase tensado de Kevin y un robo de Pione Sisto acabó con un paradón del portero armero.

Una colección a la altura de las mejores ocasiones que no tenía traducción en el marcador. Algo parecido se repitió en el segundo tiempo. El día de la falta de acierto tuvo continuación con una mala elección de Pione Sisto, que comenzó en la izquierda, pasó a la derecha y se fue del campo con un cabreo monumental cuando fue relevado.

Lugo Aspas, que pasó a jugar en la banda derecha tras la entrada del Toro Fernández, lo intentó de chilena, Olaza envió una falta a la cruceta... pero todavía hubo más. Primero una caída de Iago Aspas por derribo de Inui que el árbitro castigó con tarjeta (la quinta del moañés), una falta enviada a la madera por parte de Lucas Olaza y un jugadón de Iago Aspas llegando a la línea de fondo para servir un balón de oro a Rafinha en el pase atrás que Rafinha envió fuera con toda la portería para él. El carrusel acabó con una caída de Denis en el área pequeña que el árbitro ni quiso revisar.

El empate prolonga la agonía del Celta, que por encima pierde a Aspas para Valencia. La permanencia se pone más cara cada día.

Ficha técnica:

0 Celta: Rubén Blanco; Kevin Vázquez (Hugo Mallo, min.74), Murillo, Araujo, Olaza; Beltrán, Okay; Santi Mina (Denis Suárez, min.72), Rafinha, Pione Sisto (Toro Fernández, min.60); Aspas.

0 SD Eibar: Dimitrovic; Tejero, Burgos, Bigas, Cote; Sergio Álvarez (Cristóforo, min.52), Edu Expósito; Pedro León (Diop, min.74), Orellana, Inui (De Blasis, min.64); Sergi Enrich.

Árbitro: González González (castellano-leonés). Mostró tarjeta amarilla a Iago Aspas por parte del Celta de Vigo.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésima primera jornada de LaLiga disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 15.490 espectadores. Antes del partido se guardó un minuto de silencio en memorial Manuel Argüelles (responsable de acceso durante 50 años del Celta) y Antonio Reboreda (abonado número 6 del Celta).

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

Sin gol no hay redención para el Celta