El pragmatismo como nuevo ADN de Nervión

El Sevilla está invicto e imbatido después de dos partidos de liga


VIGO / LA VOZ

La vuelta de Monchi a la dirección deportiva del Sevilla ha supuesto toda una revolución, tanto en el perfil de jugadores como en la búsqueda de un entrenador con una filosofía distinta. Tras la marcha de Unai Emery, el conjunto de Nervión buscó un tipo de técnico con gusto por el balón, por lo que la escuela Bielsa estuvo bien representada primero con Sampaoli y luego con el Toto Berizzo. Pero la mejor época de la historia del Sevilla llegó de la mano de Emery y su pragmatismo, donde daba igual el cómo y lo más importante era sacar la victoria en cada encuentro partiendo de la solidez defensiva y la eficacia cara a puerta.

Pues esto es lo que se pretende volver a ver en el Ramón Sánchez Pizjuán con la llegada de un arquitecto y un obseso de la táctica como Julen Lopetegui. La afición sevillista está disfrutando de nuevo de un equipo que no necesita una gran actuación para llevarse los tres puntos, algo realmente necesario para afianzar un proyecto y una idea de juego. Al fin y al cabo, ganar es lo que te da crédito. Y es que como dice el himno, la Giralda presume orgullosa de ver al Sevilla en el Sánchez Pizjuán tras las dos victorias conseguidas.

Si se analizan en frío los dos triunfos logrados, los de Lopetegui no se han exhibido en términos de juego de posesión y superioridad abrumadora frente a Espanyol y Granada, pero el despliegue defensivo, la facilidad goleadora y el orden táctico merecen su reconocimiento. Las dudas que giraban en torno al proyecto construido han paseado por las calles de la ciudad hispalense durante toda la pretemporada, pero estas se han disipado al sumar de tres en tres.

La dirección deportiva del Sevilla ha formado un proyecto por y para el técnico vasco. Hasta 11 futbolistas nuevos se han sumado a la disciplina sevillista con un gasto total de 48 millones de euros, siendo 148 el desembolso en fichajes y recibiendo 100 en ventas. Construir un proyecto desde cero con tantas caras nuevas y la presión de que el club ha apostado todo a la remodelación total de la plantilla se lleva mejor si los resultados acompañan. Trabajar desde la tranquilidad de haber obtenido el fin de semana pasado la victoria es la mejor noticia que tiene Lopetegui en estos primeros compases de temporada.

Otra de las claves del actual líder de la competición doméstica es la presión alta. El resultado está siendo más que positivo aunque a estas alturas de campaña puede llegar a ser un suicidio por la falta de rodaje, un clásico de cada inicio liguero. Todo el mundo sabe que Lopetegui fue portero, por lo que construir un equipo desde los cimientos es su principal misión. La primera premisa es no encajar, algo que no se le ha dado nada mal en las dos primeras fechas. Vaclik ya demostró ser un seguro de vida en su primer año, por lo que la rigurosidad táctica puede ser la fórmula perfecta para ver a uno de los equipos más sólidos de la categoría.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El pragmatismo como nuevo ADN de Nervión